30 enero 2007

El rencor de Aznar

Espero que el Sr. Blanco no se enfade si le copio todo su post, que por su interés creo oportuno reproducirlo íntegro. Muestra la forma en que el Partido Popular ve a sus enemigos (PSOE y Gobierno) a través de un cristal, que por suciedad, sólo devuelve la propia imagen de los populares como si de un espejo se tratara:

Rencor (elcuaderno de Pepe Blanco)

El señor Aznar ha pronunciado la siguiente frase: “Hay errores que cuando se insiste en cometerlos son inexcusables, y además son la expresión del miedo y de la cobardía.”

Esa frase se le habrá ocurrido mirándose al espejo, porque es la mejor descripción del comportamiento con el que el señor Aznar condujo a su partido a la derrota.

A las palabras del señor Aznar les falta dignidad de ex-presidente y les sobra rencor y odio.

¿Quien es José María Aznar? Es, además de otras muchas cosas, el ex presidente del Gobierno que después del asesinato de Gregorio Ordoñez, del asesinato de Jiménez Becerril y del asesinato de Miguel Ángel Blanco llamó movimiento Nacional de Liberación Vasco a ETA, acercó 135 presos, entre ellos De Juana Chaos, excarceló a 200 presos, pidió generosidad para los terroristas y se sentó a negociar con ETA.

Aznar nos dijo hace pocas semanas aquello de "que me dejen en paz", toda una demostración de capacidad política. Nosotros le dejamos en paz pero también le pedimos que deje en paz a los españoles.

3 comentarios:

Raúl Pleguezuelo dijo...

Aznar es consciente de que el que perdió las elecciones , fue el y no Rajoy. Eso le tiene consumido de rencor. Aún fuera de la política, este hombre es una verdadera pesadilla para nuestra democrácia.
Saludos.

El Lungalto Taliban dijo...

Aznar es el único ex - presidente de la democracia española que no ha querido saber cual es el papel de un ex - presidente y como debe comportarse dentro de la política activa.

¿Realmente se siente fuera de la política activa o tendremos la sorpresa de verle de nuevo en los carteles electorales del PP?

No veo dignidad política en su papel.

Saludos.

Carolus Primus dijo...

Desgraciadamente para Rajoy, la sombra de Aznar es demasiado larga.

Confieso que aún no sé cual es la política que el PP ofrece a los españoles, que no sea bronca y crispación.

Lo lógico es que, ejerciendo una oposición crítica y dura, deje que el gobierno se equivoque, para que el pueblo posteriormente decida entre sus alternativas y las del PSOE.

La política de crispación y de "corrosión" de las instituciones es más propia de Aznar, pero Rajoy, sabedor de que no será presidente del gobierno en el futuro, porque si no fuese así no se iría a los extremos, se presta a un juego que por primera vez le perjudica más a su propio partido que al que pretende erosionar.

Es una lástima que la única alternativa a Zapatero esté más cerca de la politica de "taberna" que de una política de estado.

El PP tiene muchos políticos bien preparados, demócratas y centristas que hoy brillan por su ausencia, si estos no salen a la luz lo mejor es una "escisión" que dé paso a un partido de centro tipo UCD, para que los electores depuren a los extremistas.

No es deseable el hundimiento del PP, la derecha es necesaria en el juego democrático querámoslo o no, pero es preciso que los "politicos" de la chuleria y del forrarse por medio de los votos, desaparezcan del mapa y den paso a los "gestores" del bien común. La política debería ser eso , gestión del bien común .