13 octubre 2009

LA MALA EDUCACIÓN DE LA DERECHA


En el desfile militar del Día de las Fuerzas Armadas José Luis Rodríguez Zapatero, presidente del gobierno de España fue insultado y abucheado por una pandilla de "ciudadanos" que coinciden con la clientela habitual del Partido Popular por tercer año consecutivo. No respetaron ni la memoria de los militares caídos en su acto de homenaje. Esas son las "gentes de bien" que se llenan la boca con la palabra "España". Son los habituales que igual se manifiestan con los obispos que acuden a los mítines del PP o se apuntan a golpear en plena calle a algún ministro socialista con total impunidad. Son los mismos que se enfadan cuando se les descubre que entre sus filas hay más de una una cuadrilla de ladrones de dinero público, del dinero de todos los españoles..

En la misma onda de mala educación y agresividad gratuita, el sábado por la noche , en el programa "La Noria" de TeleCinco, vimos un linchamiento público de un ex concejal de Majadahonda por el Partido Popular, José Luis Peña, que era el que hizo las primeras denuncias de la trama Gürtel. Observé, y el resto de los teleespectadores también, que tres "periodistas", Alfonso Rojo director de Periodista Digital, Miguel Ángel Rodríguez ex secretario de Estado de Comunicación con Aznar y una tal Isabel Durán, se tiraron a degüello, como si de perros rabiosos se tratase, a la yugular del invitado que intentaba explicar sus andanzas con el Correa que pagará el pato de la mafia de delincuentes integrada en el Partido Popular. No voy a contar lo que se dijo en el programa, los que lo vieron  saben perfectamente lo que se dijo y cómo se dijo, sentí vergüenza ajena de ver la clase de "periodistas" que tenemos en este país. Se les vió la mentira y cómo todos sus ataques de perros de presa estaban vinculados más al fondo de reptiles, clásico en la financiación a periodistas sobornables, que a otra cosa.

Pero la vejación, el insulto y la descalificación permanente no es un hecho aislado, lo tienen mamado desde la tierna infancia, les viene de estirpe a todos los que se creen superiores a los demás, y por lo tanto de derechas, por tener cuatro duros que otros no tienen. La grosería, la prepotencia, la mentira, el insulto y la agresión, ya no solo verbal, la hemos vivido en los tiempos de Franco de la mano de las "gentes de bien" de la derecha. En los primeros años de la democracia, en los años previos a la Era Aznar y durante su mandato; y sobre todo durante el gobierno de Zapatero, siempre siempre los violentos con inmunidad han sido de derechas, "gentes de bien" y de procesión meapilera. Campan a sus anchas como Pedro por su casa sin respetar nada ni a nadie, siempre tienen la razón. No se diferencian en nada de los cachorros de la "kale borroka" que le dicen a ETA ¡Mátalos!. Por eso van siempre cogidos de la mano para violentar a los que no son, o no somos, "gentes de bien", como le gusta decir a los populares en boca de un charlatán llamado Mariano Rajoy, que no es otra cosa que marioneta de los lidercillos entramados en casos como Gürtel y de la comisión oportuna . ¿ Y éste nos quiere gobernar y dirigir ?.

Muchos de ellos, de esa clientela de gentes de bien que se llaman a si mismos españoles, actúan como auténticos hijos de puta cuando alguien osa levantar la alfombra sobre la que caminan ilustres personajes civiles y religiosos con pompa y boato. La España nacionalcatólica es así y los españoles "de bien" también. Son los chulos que tenemos en cada barriada. Si les dejasemos veinticuatro horas para cosernos a tiros no esperarían a la hora fijada para dar comienzo a la cacería.

Cuando coinciden manifestaciones de "gentes de bien" con manifestaciones de "rojos", siempre los palos de la policia van a parar a los malos de la película, esos que son de izquierdas. Si los que el lunes por la mañana abuchearon a Zapatero hubiesen sido "de izquierdas", en vez de "gentes de bien", se les habría molido a palos sin misericordia alguna con una democrática carga policial, sobre todo si el gobierno hubiese sido del PP.

Y es que en este país de serpientes (Serpis lo llamaban a España los griegos) los buenos son los reptiles y los malos los conejos, que no son otros que los desgraciados que nos llamamos de izquierda (los romanos también denominaban a España, de donde deriva el nombre actual, Spania, país de conejos). Digo esto porque parece que los conejos sólo tengamos derecho a correr cuando se acerca una víbora, el país del Serpis está repleto de ellas. Porque cuando les plantas cara , los muy hijos de Berlusconni te montan una guerra civil en menos de un abrir y cerrar de ojos.

Dirán que insulto. No es así. Es constatar una realidad que se vive a diario. No conozco a nadie de derechas, aunque los he conocido en otras épocas, que cuando abra la boca no sea para insultar, descalificar o amenazar, cuando no sacar directamente la porra o la escopeta para decirte lo que viene después.

No me extraña que en la izquierda callemos y pasemos de todo, nos educaron para obedecer.


POSTDATA:
No todos los que se proclaman de derechas o conservadores, se sienten representados por estas gentes que insultan, descalifican o amenazan, sean o no partidarios del PP. Pero también es responsabilidad suya, como la de muchos progresistas e izquierdosos que no hablan ni siquiera en las urnas, que al guardar silencio permiten que otros hablen "en su nombre".

Gracias al comentario de Carlos, de "derechas garrafón", puedo y debo rectificar diciendo que no toda la derecha participa de esa mala educación. Al generalizar se cometen errores. Los aludidos en mi post, los que actúan visceralmente, no son otros que esas "gentes de bien" que no lo son tanto.

2 comentarios:

Carlos García dijo...

¡¡¡No estoy de acuerdo tocayo...!!!

Me conoces, soy de derechas (con perdón), y jamás te he insultado, descalificado o amenazado.

A ver... bocazas los hay en todas partes. Y si te sirve, aunque solo hablo en mi nombre (en el PP que defiendan solitos) me pareció muy mal el abucheo al Presidente. No era ni el momento ni el lugar.
Si no por respeto hacia él, por respeto al resto de la gente a allí había, los bocazas deberían haberse guardado sus alaridos para las urnas.

No todos los fachillas garrafón somos maleducados, y no siento para nada que estos bocazas me representen en lo más mínimo.

No caigas tú en el mismo error, Carolus.

Carolus Primus dijo...

Hola Carlos:

Siento haberte incluido en el mismo saco. Generalizar, que es el deporte nacional al que yo no soy ajeno, conduce a cometer injusticias.

Es cierto que no todos los de derechas son maleducados ni deben sentirse representados por los que más vociferan.

Pero también es cierto que cuando se calla, salvando tu honrosa excepción, se está haciendo un flaco servicio a los valores que se defienden desde la derecha "civilizada".

Conozco y tengo amigos de ideas conservadoras que no se identifican con el PP, ni tampoco con aliados violentos. No pensaba en ellos cuando escribía el post, pido disculpas por si se han sentido aludidos.

Es bueno que siempre haya alguien que dé respuestas en el mismo tono en el que tu lo haces. Por eso cuando hay gente honrada que defiende sus ideas donde debe hacerlo y con corrección, se echa en falta su presencia.

No era consciente de que estaba cayendo en el mismo error que criticaba, lo siento.

Saludos tocayo.