07 noviembre 2010

EL PASTOR (RATZINGER) PROTEGIENDO A SUS OVEJAS

En el avión, antes de pisar tierra gallega, el monarca absoluto del único Estado teocrático de Europa, Josep Ratzinger (Benedicto XVI), nos insulta: “España vive un laicismo agresivo como el de la II República”. Y la culpa la tiene Zapatero. Como si los súbditos no pintásemos nada en este laicismo que nos cuesta 6.000 millones de euros anuales para las arcas de una Iglesia que insulta y envenena el ambiente desde sus ondas radiofónicas y monta algaradas callejeras contra el gobierno legítimamente elegido por el pueblo español.

Los dos papamóvil venidos a España en un avión Hércules del Ejercito español nos ha costado 13.333 euros por cada minuto que el Papa ha estado en España. Pocas ovejas han habido en Galicia y mucho menos en Catalunya. Tres millones de euros del erario público en Santiago de Compostela, 1,8 millones de euros en Barcelona y 25 millones para la próxima visita que realizará Su Santidad a Madrid. Total 30 millones de euros. Los hosteleros se quejan porque las ovejas de Ratzinger no llenan sus negocios y es que no se han enterado de que ayunan para pagar el viaje.

Y en esto que el gobierno de Zapatero, que es el que más dinero ha dado a la Iglesia Católica de todos los gobiernos de la democracia , es el culpable de que España rompa con las familias y con la unidad religiosa. Lo dice el Jefe de un Estado misógino, que reserva para la mujer el papel de ama de casa ejemplar y que no permite su ordenación sacerdotal. Lo dice un jefe de un gobierno antidemocrático que elige a su monarca entre los elegidos por otro monarca anterior. Lo dice un xenófobo que excluye a los que no creen en su credo. Lo dice un homófobo que tolera que sus ministros y sacerdotes metan mano a los niños con perdón, mientras otros pederastas como ellos, que no lucen sotana pasan sus culos en floreada por las cárceles por el mismo delito. El defensor de la vida que desea que mueran más de 27 millones de personas víctimas del sida, sólo en África, porque no quiere que se pongan un simple preservativo. Y así, nos olvidamos un poco de la Santa Inquisición Española que preside Rouco Varela, porque ahora no toca ¿ o sí?.

El caso es que el gobierno de Zapatero ya debía haber contestado con contundencia: Primero rompiendo el Concordato preconstitucional de 1.978, segundo retirando todo tipo de subvenciones tal y como se estipulaba en el propio Concordato y por último otorgando los mismos privilegios que cualquier otra confesión religiosa.

En su lugar Zapatero se arrodilla y retira la Ley de Libertad Religiosa, a saber con qué contenido. Pues es que no saben en el gobierno que son las ovejas las que ponen las papeletas del PP en los buzones o las entregan en mano, gracias sobre todo al dinero de Zapatero.

Dios nos pille confesados. Y no me refiero, por supuesto, al dios que estos cristianos reconocerían a pedrazo limpio.

3 comentarios:

jovenesenlibertad dijo...

¿Pero cómo quieres llamar a una ley Ley de Libertad Religiosa cuando son los propios fieles de las religiones los que se oponen a ella?

Carolus Primus dijo...

Estimados amigos de jóvenes en libertad:

Yo me confieso ateo por convicción y razonamiento. En todo caso, a falta de una duda racional

Es lógico que los fieles de las religiones monoteistas, que desean transmitir su verdad como única, no estén de acuerdo con una ley que permita la libre "competencia" con otras religiones que también pretendan excluirla. Pero de ahí nace la libertad de que cada cual pueda ejercer su propio credo sin que nadie se lo impida porque, se supone, que el credo es personal e intransferible.

Otra cosa diferente es la atención que dichas religiones puedan ejercer en beneficio de la comunidad, desherededados, enfermos, pobres, etc., como parte fundamental de sus creencias. Cáritas, Manos Unidas, etc. Muy loable y que deben ser tratadas como cualquier otra ONG. Yo diría que mejor, dado su prestigio, seriedad como ayuda a los menos pudientes. Pero la caridad, o la ayuda al prójimo, no es exclusivo de la moral religiosa.

A pesar de los pesares, mi crítica acerada lo sería mucho menos si la Iglesia Católica respetase también a la otra parte de su rebaño (comunistas, socialistas, etc) que también son católicos. Es una lástima.

Solo espero que, como creyentes, sepáis tomar ejemplo del Jesucristo de los Evangelios, más que del que marcan sus representantes en la Tierra.

Saludos con todos mis respetos y gracias por vuestra opinión.

Ana Please dijo...

Sinceramente el papa,se podria aver quedado en el vaticano,pues su visita se ha centrado basicamente en criticar(atacar) al gobierno.Este hombre no me merece ningun respeto,puesto que el,como maxima autoridad de la iglesia,defiende lo indefendible y desprecia los derchos más elementales sin respeto alguno.
Un saludo primus.