18 enero 2007

El sentido de un voto

Comentario publicado en el cuaderno de Pepe Blanco, en respuesta a Caín, en el post titulado "Firmeza y Seguridad":


Caín:

Ha conseguido usted lo que nadie, que el Sr. Blanco baje al ruedo de los comentaristas de su propio blog.

Alguien muy importante debe haber detrás de ese nombre para sentirse tan honrado. Los demás, creo, no somos menos importantes, puesto que el Sr. Blanco nos da uso de la palabra ,estemos a favor o en contra, y ello nos honra. No lo somos menos tampoco cuando Don Fernándo Savater, nos ha mencionado en algún artículo suyo y en la última entrevista que la cnn+ le ha concedido, incidiendo sobre todo en lo de las "pilas Duracell" de los comentarístas de el cuaderno de Pepe Blanco.

Algunos, porque solo puedo hablar en lo que me corresponde, no pertenecemos al PSOE, sin embargo nos percatamos de la "estrategia" corrosiva que ejerce el Partido Popular y los medios afines, que intenta socavar los cimientos de la democracia y la estabilidad del propio sistema constitucional, sólo por el mero hecho de querer ganar lo que perdió el 14-M por sus propios méritos y errores.

Porque yo fui uno de los que votaron al PSOE en contra del PP, por mentir y entender que los "responsables" de la gestión, antes y después del 11-M, eran los que estaban gobernando entonces, y no otros, es por lo que critico al PP más que defiendo al gobierno de Zapatero.

Porque uno forma parte de esa mayoría que hizo posible el "cambio", es por lo que me veo obligado a defender a capa y espada el "sentido" de mi voto, que no se corresponde con nada con lo que el PP dice que fue el voto.

Le aseguro que sin esta "interferencia antidemocrática" en los usos y costumbres de la política, lo más seguro es que un servidor hubiese pasado olímpicamente del tema. Lo mismo me da tirios que troyanos. Aunque cada vez estoy más convencido que ceder por educación es mal interpretado en el sentido de ceder por debilidad.

Cuando uno requiere paz y tranquilidad para prosperar honradamente, lo peor que le puede pasar es que la "seguridad" y las "garantías" de las reglas del juego, que es lo importante, no sean fiables. No se puede avanzar si el "contrato" no se cumple por cualquiera de las partes.

Claramente: si la "patera" para cruzar el charco está agujereada, lo mismo da que da lo mismo blancos que negros, ninguno llegará a su destino.

18 enero, 2007 00:56

13 comentarios:

Raúl Pleguezuelo dijo...

Está claro que la oposición se está aprovechando de la buena voluntad del gobierno, yo no les respondería con sus armas, simplemente le ignoraría mientras no entren en razón.
Saludos.

TAZ dijo...

Este es un artículo del Sr. Fernando Savater. Creo que estareis de acuerdo conmigo en que no es una persona sospechosa de ser un facha, fascista o cualquier otro calificativo similar con que se despachan los progres cuando alguien no es correligionario. Ni siquiera es sospechoso de ser minimamente de derechas. Posiblemente uno de los pocos intelectuales con decencia, que dice lo que piensa, por la sencilla razón de que no le debe su sustento a las migajas que desde Ferraz se dignen a darle.
Va dedicado a todos los progres de conveniencia, de instituto, de reunión de amigos. A todos aquellos progres que desconocen lo que realmente significa ser progresista. A todos aquellos progres que se han dejado la decencia y la conciencia en el baúl de los recuerdos y están dispuestos a vender su culo por un plato de sopa caliente. A todos aquellos que visten camisetas del Che (guerrillero genocida), que enarbolan una de sus frases más conocidas ("mejor morir de pie que vivir de rodillas"), pero que no pierden la ocasión de postrarse ante los verdugos, dar las gracias porque les permiten seguir viviendo, y además pretenden que el resto hagamos lo mismo.

Hace unas semanas, José Blanco acuñó un apotegma taoísta: "Los que no saben, hablan, y los que saben, callan". Bueno, a partir del 30 de diciembre ya quedó claro en cuál de las dos categorías hay que apuntar al Presidente del Gobierno. Aunque la calificación puede extenderse -y con agravantes- a la pléyade de expertos en el asentimiento y el hosanna que se han apiñado últimamente para "asesorar" al prócer en lo tocante al fementido "proceso de paz". Rodeado de tantos empeñados en dar jabón, no es raro que el hombre haya resbalado. Y aún se les oye tocar el tambor a los más obstinados, como a los conejitos de las pilas incansables, llamando al somatén contra el PP, que no apoyó al Gobierno en su confusa aventura. Por cierto que no aclaran lo que hubiéramos ganado si la oposición hubiera brindado en este punto su adhesión inquebrantable al Ejecutivo, salvo que tras el atentado de Barajas se les habría quedado cara de tontos a dos líderes en lugar de sólo a uno. Seguir a estas alturas tratando de culpabilizar a los críticos de Zapatero en nombre de lo que hizo o dejó de hacer Aznar es cubrirse de ridículo, cuando no de alguna sustancia aún más fétida. Pero no cejan porque cuando se les acaba el sectarismo se les agotan las ideas. Incluso hay algún caradura ignorante que sigue llamando "enemigos del proceso de paz" a quienes hicieron desde el primer día las reservas y advertencias que luego se han revelado tan dolorosamente pertinentes.
La noticia en otros webs
webs en español
en otros idiomas
Sin embargo, tampoco saldremos de pobres con quienes no cesan de bailar la danza de los siete velos pidiendo la cabeza del frustrado Pacificador. Convendría recordar, en cambio, su afirmación más errónea y reveladora: "Hoy estamos mejor que hace un año". Ningún no nacionalista residente en el País Vasco habría suscrito semejante aseveración. Y no sólo por la intensificación de la kale borroka, sino por el regreso de constantes formas de intimidación personal (incluso contra gente moderada del PNV), vuelta a las pintadas y ocupación de espacios públicos por panegíricos del terrorismo, etcétera. Pero también por la perpetuación de una situación de acoso a cuanto no recibe el euskolabel nacionalista en la cultura, la educación, la universidad, los festejos públicos... Si las cosas hubieran realmente mejorado, la gente menos adicta al régimen no seguiría marchándose y los partidos constitucionales no tendrían cada vez más problemas para encontrar voluntarios para las listas electorales. Los aspectos cotidianos que no chorrean sangre pueden hacer también la vida insoportable o humillante para los menos dóciles. Uno se pregunta: ¿en cuántas localidades de mi tierra me está vedado comprarme una casita en el campo o ni siquiera irme a pasar una temporada? Pongo la ETB: aparece uno de los concursos más populares, Date el bote. Cada uno de los participantes se presenta a sí mismo con una breve cancioncilla y a mí me toca el que canta "ya no se puede ir a los bares a potear tranquilo, están llenos de policías, a ver si los mandamos a todos a Jamaica". Risitas, es lo normal. Luego el programa de debate Políticamente incorrecto, en el que aparecen en sobreimpresión mensajes de los telespectadores: "Los españoles son los terroristas, etcétera". Y si tropiezo con la retransmisión de la gran competición de bertsolaris en el palacio Euskalduna, ni cuento los loores a De Juana Chaos y similares que tendré que ver en pancarta y soportar en verso. La lista es interminable, pero por lo visto sólo interesa a quienes vivimos allí.
Y es que se está confundiendo desde comienzos del llamado "proceso" la paz con la tranquilidad. La paz es la Constitución, el Estado de derecho, los estatutos aprobados según las normas legales y los códigos penales y civiles que se aplican por igual a todos los ciudadanos españoles. Esa paz no pueden darla acuerdos subrepticios con los terroristas, ni con sus portavoces o servicios auxiliares ni con quienes se aprovechan del clima de intimidación para sacar adelante sus proyectos políticos presentados como derechos inamovibles e inalienables. Pero, en cambio, la tranquilidad (que viene de tranca, según nos decían de pequeños) sí es algo que los mafiosos pueden alterar o restituir. Lo que no tenemos desde hace décadas en el País Vasco es tranquilidad: y los más intranquilos de todos estamos quienes hemos luchado por mantener la paz y las libertades constitucionales. También en el resto de España el terrorismo ha sabido alterar criminalmente la tranquilidad de los ciudadanos, tomándoles como rehenes para conseguir sus objetivos en Euskadi. Y lo que ahora ETA y quienes la secundan han ofrecido desde un comienzo al Gobierno no es sino la restauración de la tranquilidad a cambio de modificar la paz constitucional al modo que a ellos les parezca más conveniente. Es decir, aumentando la hegemonía nacionalista y blindándola respecto a futuras intervenciones del Estado español, llámesele a eso independencia o de cualquierotra fórmula transitoria menos provocativa. Por ello tenía que haber una segunda mesa estrictamente política, en la cual figurarían los hasta ayer ilegales junto con los nacionalistas legales que han prosperado durante estos años bajo la sombra del terrorismo y también los no nacionalistas que allí firmarían su acatamiento al nuevo orden que les relegaba a un papel secundario... pero eso sí, mucho más tranquilo. Éste es el fondo del asunto y esto es lo que está en juego: sobre esto es sobre lo que se pretende que haya ese "diálogo" al cual los nacionalistas no quieren como es lógico renunciar (aunque bastantes de ellos deploren ahora los modos y el apresuramiento de los etarras, que pueden echarlo todo a perder con su exceso de celo: por eso dice Egibar que el ciclo de la violencia está "agotado").
Y ahora ¿qué nos espera? Pues más de lo mismo, pero agravado. Josu Jon Imaz se ha convertido en la gran esperanza blanca de los que quieren a toda costa tranquilizarse asegurando que el PNV ya es más leal a la legalidad constitucional que la Vieja Guardia a Napoleón. No dudo de la buena intención de Imaz ni de muchos de sus correligionarios que le apoyan, pero los que mandan de veras son Ibarretxe, Urkullu, Egibar, Azkarraga y el resto de los convocantes de la manifestación del sábado, en la que los socialistas vascos harán el papel de mamelucos (Patxi López dice que irán porque no quiere que se repita la desunión vergonzosa de las honras fúnebres de Fernando Buesa... ¡como si de lo que ocurrió entonces hubieran tenido la culpa los socialistas!). Y luego vendrán las elecciones municipales. No sé si Batasuna logrará presentarse a ellas con uno u otro nombre, pero en cualquier caso -como siempre- los verdaderamente ilegales serán socialistas y populares, que no encontrarán gente para sus listas, no podrán hacer campaña electoral con la libertad de los demás, etcétera. Consecuencia: mayoría ampliada de los de siempre y viva el tripartito. Ibarretxe seguirá plan en ristre y dirá que más que nunca es necesaria una consulta popular porque los asuntos de los vascos los tenemos que resolver "los de aquí". Continuará la intimidación callejera y quizá también los asesinatos. Y mucha gente de la que aún no se ha ido pensará que con tal de alcanzar por fin cierta tranquilidad cualquier concesión parece razonable...
Sí, hay que hacer algo, claro que hay que hacer algo. Por supuesto, recuperar el Pacto Antiterrorista, sobre todo en su preámbulo, que condenaba el nacionalismo obligatorio estilo Lizarra (luego plan Ibarretxe) como precio al cese del terror. Pero es hora de ir decididamente más allá. Del famoso "proceso" queda en pie una frase que Zapatero repitió varias veces: primero el final de la violencia, luego la política. A lo largo de todos estos años hemos intentado hacer política en el País Vasco a pesar de la violencia y de su permanente adulteración de la voluntad ciudadana intimidada. Pero puede que el Presidente tenga razón y que debamos tomar su fórmula al pie de la letra. Es hora de que los constitucionalistas nos neguemos a participar en el juego político mientras dure el terrorismo. No más elecciones, no más fingimiento de que se puede ser normal en plena anormalidad y de que quienes sacan ventaja de la situación la padecen tanto como sus víctimas directas. La autonomía no puede beneficiar sólo a unos, no es un derecho divino sin contrapartidas ni obligaciones con el Estado. Ya que tanto se invoca el caso irlandés en otras ocasiones, podemos recordar que Blair no ha vacilado en suspender la autonomía mientras no se daban las condiciones políticas y la aceptación de la legalidad necesarias para la convivencia. La pervivencia del terrorismo y de quienes no lo condenan (o lo apoyan) y lo rentabilizan crea una situación excepcional que es preciso encarar con medios políticos excepcionales si queremos alguna vez romper el círculo diabólico en el que estamos metidos. Me parece que todos los ciudadanos que no esperan ventajas directas o indirectas de la coacción etarra o de la subasta política de su liquidación condicional pueden comprender, aceptar y apoyar estas medidas clarificadoras.
Un último recuerdo para nuestros hermanos de Ecuador, que vinieron a España con su esfuerzo y sacrificio para labrarse un futuro, colaborando al desarrollo de nuestro país (como la inmensa mayoría de los inmigrantes, conviene recordarlo), y murieron víctimas de un terrorismo en el que los ricos asesinan a los humildes en nombre de ideales xenófobos y retrógrados, a menudo con la comprensión política -cuando no con la complicidad- del izquierdismo más obtuso y falsario de Europa

http://elsalmorejo.blogspot.com

TAZ dijo...

Hay, al menos, 200.936 razones por las que no se puede negociar con los asesinos: 200.000 exiliados vascos, que tuvieron que abandonar su tierra por la sinrazón nacionalista, por la exclusión, por la barbarie. Personas que no pueden volver porque su vida está amenazada. Exiliados. Y hay otras 936 razones por cada uno de los asesinados.

Digo que hay, al menos, 200.936, porque aquí mismo os presento la 200.937, la de la madre de una niña asesinada. Por cada uno de esos asesinados y exiliados hay una madre, un padre, un hermano, hermana, novio, novia, amigos que sufren, que no pueden disfrutar de la compañía de sus seres queridos. Ellos también son razones que deberían hacer remover la conciencia de aquellos que quieren dialogar con ETA. El problema, es que si en la cabeza de algunos de estos progres se descubriera el más ligero atisbo de conciencia, tampoco la podría escuchar, porque su voz, haría eco.

"Después del atentado terrorista que desgraciadamente tuve que vivir, hace ahora cuatro años y cinco meses, donde unos miserables asesinos segaron la vida de mi pequeña hija con tan sólo seis años, no entendía cómo ella tenía que marcharse para siempre y yo tenía que seguir viviendo, o mejor dicho, sobreviviendo.

Transcurrido este tiempo, aunque todavía no entiendo por qué tuve que ser yo la elegida, – ¡¡¡Ojalá te hubieras quedado tú, cariño!!! –empiezo a comprender un poco más por qué una de las dos tenía que continuar aquí.

Permanezco en este mundo para luchar por defender tu Dignidad, tu Memoria y para que se haga Justicia contra esa banda de terroristas que un día decidieron quitarte tu corta vida.

Pero hija mía, no es tarea fácil cuando quien gobierna en este país es un inepto y está empecinado en dialogar con los que te asesinaron, en hacernos creer que vivimos en una nación que está en guerra y que él va a conseguir la paz. Es muy difícil con un Presidente que tiene reiterados “lapsus” y no diferencia un accidente de un atentado.

Con uno de tus diccionarios, se lo vamos a explicar:

Accidente: Suceso eventual o acción de que involuntariamente resulta daño para las personas o las cosas.

Atentado: Agresión contra la vida o la integridad física o moral de alguien.

Además, se vanagloria de ser un personaje con mucho talante y a sí mismo se denomina un caballero de la política, pero que no defiende a las víctimas del terrorismo, sino que nos insulta, que nos desprecia e intenta por todos los medios acallar nuestras voces y que volvamos a los años de plomo. Tenemos un Presidente que traicionó el Pacto por las Libertades y Contra el Terrorismo cuando miembros de su gobierno se reunían con la banda terrorista ETA que después te asesinó.

Aún así, pretende hacernos creer que es un hombre de paz, si bien lo único que nos demuestra con su política antiterrorista es que quiere seguir siendo el poseedor de las llaves de la Moncloa.

El día 30 de diciembre, sufrimos un nuevo zarpazo terrorista donde nuevamente asesinaron a dos conciudadanos ecuatorianos que nos hizo de nuevo estremecernos ante la barbarie etarra. – Sirva esta misiva para enviarle mis condolencias a las familias de Carlos Alonso Palate y Diego Armando Estacio –.

Por esas fechas. hija, deseé con todas mis fuerzas que esos tres personajes que todos los niños esperan el día 6 de enero con gran ilusión –igual que lo hacías tú y los veintitrés niños asesinados por ETA– le enviasen al Presidente del Gobierno la cordura y el sentido común para que se diese cuenta de una vez por todas de quién es ETA y cómo dialogan los asesinos.

Pero me temo, Silvia, cariño, que después de escuchar su intervención del día 15 de enero en el Congreso, poco o nada va a cambiar con respecto al pésimo Presidente del Gobierno que dirige España, por la que Tú entregaste tu vida.

Es por ello por lo que mamá, mientras siga en este mundo, siempre pedirá por Ti y por todas las víctimas del terrorismo MEMORIA, DIGNIDAD y JUSTICIA y gritará, alto y claro, NEGOCIACIÓN y RENDICIÓN, en mi nombre no".

16/01/2007
Fdo.- Toñi Santiago (madre de Silvia, asesinada por la banda terrorista ETA el 04/08/2002 en Santa Pola - Alicante)

http://elsalmorejo.blogspot.com

Carolus Primus dijo...

Taz:

¿ Porqué Zapatero no puede hacer lo mismo que hizo Aznár ?

TAZ dijo...

lo triste es que el único argumento que sois capaz de dar para la negociación es que Aznar hizo lo mismo.
La pobreza intelectual de la argumentación da pavor.Menos mal que os teneis vosotros para consolaros en vuestra mútua ignorancia.

TAZ dijo...

Cuando visito los blogs progres en estos días, para ver qué se cuece en los ciber-gulags o en las checas virtuales me invaden dos sensaciones. De un lado, una náusea que sale de lo más profundo, un sabor a bilis que inunda mi boca, y de otro una profunda tristeza y pesadumbre. La nausea viene vomitada por la cantidad de mentiras y falacias que son capaces de inventarse las jaurías bolcheviques. Lo más curioso del caso, es que unos a otros se van confirmando esas mentiras, como si todos tuvieran la misma información que nadie sabe de donde ha salido, y de esta manera llegan a montarse entre todos una historia, que llegan a convertir en su verdad. La tristeza viene provocada por la pobreza de argumentos utilizada para justificar la política terrorista de nuestro amado presidente ZP. Si éso es todo lo que tienen que ofrecer, a uno no le queda más remedio que pensar, que o bien la media de la calidad de la materia gris de este país es inferior a la que creemos, o bien que la LOGSE hizo más estragos de los que, un simple y frío vistazo a las estadísticas del Ministerio, nos hace suponer.
Demos un repaso a su argumentación. Las razones que exponen para legitimar la negociación de Zapatero con ETA se basa en tres pilares, que no resisten el más mínimo análisis serio de una persona con dos dedos de frente y algo de sensatez. A saber:


Se trata de conseguir la paz de cualquier forma. Como bien decía el Sr. Sabater, lo que realmente buscan es la tranquilidad, que les dejen en paz (http://elsalmorejo.blogspot.com/2007/01/conviene-leer.html). Por otra parte, no hay paz sin libertad. Como decía un epitafio: "Viví sin libertad, descanso en paz".
Si Aznar negoció con ETA, ¿ por qué no puede hacerlo Zapatero?. Esto incluso ha dado para algún post en algún blog progre. ¡ Y el autor se quedó tan ancho!. No escribió nada más. Ninguna argumentación. Claro, que ¿cual podría ser la argumentación para apoyar tan peregrina idea?. Según esta pregunta-aseveración, cualquier hecho anterior, legitima un hecho futuro. Bueno, pues volvamos al GAL, a la corrupción desbocada, al paro sin límites, a las mentiras de estado. Tranquilo PP, porque el día que vuelvas al Gobierno, tendrás legitimidad para poder cometer todas esas tropelías sin que te puedan decir nada, ya que anteriores actuaciones avalarán esa política.
Sin negociación jamás se acabará con ETA, por lo que hay que negociar y ceder alguna cosa. Bueno, tengo que decir, que este argumento sí que me ha convencido. Está bien predicadores de la izquierda. Habéis conseguido que me convierta a vuestra religión. Ya soy creyente, ya creo que hay que negociar con ETA y darles concesiones. Como muestra, he aquí algunas ideas para solucionar otros puntos conflictivos de nuestra sociedad:
Inmigración ilegal: se puede llegar a un acuerdo con las mafias ilegales, para que sólo vengan inmigrantes cuando hace buen tiempo. Les exigiremos que en vez de patera vengan en cómodos barcos, en los que por otra parte podrán traer muchos más inmigrantes cada vez y que todos vengan documentados, para poder expatriarlos posteriormente sin problemas. A cambio, no les pondremos ningún impedimento para llegar a nuestras costas.
Maltrato de género: Estas mujeres se quejan por nada. Total, ¿ por qué no se dejan maltratar de vez en cuando?. Podemos hacer que una vez al mes se dejen violar y dar una pequeña paliza. Al menos conseguimos que no mueran. El/la maltratador/a se desahoga, no mata a nadie, y la/el maltratada/o tiene una existencia más llevadera.
Atracos en comercios: podemos permitir los atracos una vez al mes los meses pares. Los impares descansan para que los comercios puedan rehacerse. Tendremos que llegar también a un acuerdo con las compañías de seguro para que indemnicen a los comercios, al menos en un determinado porcentaje. Los atracadores tendrán que abstenerse de utilizar violencia.
Atracos a chalets: los propietarios avisarán de cuando compran electrodomésticos o joyas. Pasado un tiempo razonable, que les de tiempo a disfrutar los bienes adquiridos, avisarán a los atracadores para que vayan a recogerlos a casa y se los puedan llevar. De igual manera se tendrán que abstener de utilizar violencia. En cualquier caso, no les hará falta, puesto que los propietarios les recibirán con los brazos abiertos.
Estas han sido solo unas ideas para solucionar algunos de los problemas que tenemos, y que jamás podrían solucionarse con la actuación policial. Seguro que si entre todos pensamos un poco se nos ocurren más ideas imaginativas para solucionar por ejemplo temas como el blanqueo de dinero, el tráfico de drogas, el tráfico de armas, las bandas latinas, la corrupción inmobiliaria. ¡Sólo es cuestión de ponerse a negociar y que todos cedamos un poco!.

http://elsalmorejo.blogspot.com

Carolus Primus dijo...

Taz:

El único problema es que tu largas y largas sin parar. Añades epítetos y fabulaciones y no razonas. Das por ciertas dichas fabulaciones como inspiración divina y sobre un grano de arena montas una montaña.

Esperas que te den "argumentos" para desmontarlos y así montar tu película. Si o te hacen una pregjunta clára y concreta no te molestas en contestarla, sencillamente te vas por los cerros de Ubeda, con el único propósito de descalificar de antemano.

Si tienes ideas preconcebidas y todo lo que te digan solo va a servir para rearmar la "Armada Invencible", ten por seguro que al principio alguien picará, pero luego se te verá el plumero.

Discutir por discutir es tonteria ¿no crees?. Lo mejor es que sigas con tu monólogo y dejes de tocar las pelotas.

Nota: Ya puedes coger este comentario y comentarlo. Es tu "cruzada" particular.

Anónimo dijo...

No sé si será mear fuera del tiesto o salirme por los cerros de Úbeda, pero quiero dejar aquí unas líneas.
Mis amigos del PP dicen que en el 11-M tuvo que intervenir de alguna manera la Eta y algún día se sabrá.
Mis amigos socialistas están convencidos de que el atentado más grave de nuestra historia lo cometieron exclusivamente islamistas, como represalia a la guerra de Iraq.
Yo pregunto:
¿Es cierto que ese atentado se venía preparando desde antes de la guerra? Si fuera así, ¿por qué no lo cometieron cuando Aznar empezó a apoyar a Busch o cuando envió las tropas?
¿Por qué los organizadores del atentado esperaron tanto tiempo para ejecutarlo tres días antes de unas elecciones generales?
Si, por lo que yo sé, el atentado fue cometido por delincuentes comunes, traficantes de drogas, armas y explosivos e islamistas varios, ¿qué cerebro privilegiado pudo compaginar elementos tan dispares para que el criminal atentado fuera tan eficaz?
¿Quién fue ese "CEREBRO"?
Ah, los teléfonos de etarras que algunos llevaban en el bolsillo ¿era con objeto de citarse para ir al cine juntos?
Después de casi tres años, cada vez comprendo menos ese atentado.

TAZ dijo...

eso es lo que quisierais, carolus, que todos estuviéramos calladitos, para poder convenceros de que vuestras mamarrachadas son ciertas y que todo el mundo está de acuerdo con vosotros. Lo siento, pero me llaman la mosca cojonera, y pienso hacer honor a mi apodo

http:\\elsamorejo.blogspot.com

unomás dijo...

taz. Si ya lo publicas en tu blog para qué vienes a depositar a éste? Podrías hacer una referencia al tuyo y que lo visite el que quiera. No llenes de basura el presente.

Dices que al leer estos comentarios te sale la bilis y toda la porquería por la boca. Claro! No te das cuenta de tu diarrea mental y que como ahora tienes un atasco la m. te sale hasta por la orejas? Pues eso, tranquilízate, tómate unas tilas,pues para eso ya tienes tu Water-Blog.

Raúl Pleguezuelo dijo...

Taz es el resultado claro de lo que produce escuchar la COPE.

TAZ dijo...

¿ teneis alguna idea más, o éso es todo lo que teneis que aportar?

Meteorismo galáctico dijo...

Me gusta la tensión que se respira en este debate. Reconozco que me gusta el contraste de pareceres, pero veo que por aquí a algunos no les gusta nada que Taz, alguien que no comulga con las tesis de nuestro actual gobierno, participe. Es cierto que sus comentarios son largos pero, hasta donde yo sé, el mantenimiento del blog es gratuito y no cobran por Kilobyte utilizado. A mí me encantaría que personas de ideas contrarias a las mías (si es que algún día yo tuviese claras qué ideas son las que tengo) participase en mi blog.

El tema del terrorismo levanta pasiones y es normal que nos acaloremos más de la cuenta, pero no sé por qué tenemos tanto pavor a debatir, ignoro por qué nos incomoda tanto que nos lleven la contraria ¿No será que, en el fondo, no estamos tan seguros como queremos aparentar, de lo que decimos creer?

Invito a todo el que sea invitado a no participar en algún blog a que lo haga en el mío. Yo no me enfado porque me lleven la contraria, o porque hablen de cosas ajenas al tema propuesto. Ni siquiera me enfado porque me insulten.

Saludos cordiales a todos y, por favor, a ver si hacemos gala de mejor “talante”.