21 febrero 2007

A falta de ideas.... prohibición.

"La ministra de Sanidad y Consumo, Elena Salgado, ha anunciado esta tarde que su Ministerio y el Gobierno han decidido interrumpir la tramitación del proyecto de Ley para prevenir el consumo de alcohol entre menores por haberse convertido en un tema de confrontación y de enfrentamiento electoral. La ministra y el Gobierno no quieren que la salud de los menores se utilice como argumento electoral de cara a las próximas elecciones de mayo."

Precisamente no estoy de acuerdo con las prohibiciones por ineficaces y por las intenciónes recaudatorias disfrazadas, siempre con excusas de "menores".

La del tabaco sólo ha conseguido que los currelas paguen más, porque es un vicio muy jodido de dejar y hemos pasado a fumar "mierda" de la cara a "mierda" de la barata, para volver a fumar otra vez "mierda" de marca. Los que tienen pasta no suelen fumar, es decir, la derecha no fuma, tampoco la progresía con ánimo de cambiar su "sentido de la vida".

Con lo del alcohol, el vino no es el culpable, como tampoco lo es el wiski. Si en las discotecas en vez de dar aditivos pastilleros al garrafón, a precio de oro, pagasen bien a los "inspectores" de policía, estos ya habrían informado para el cierre de más de una. Por eso las "criaturas" , que no son tontas, se montan el botellón. Más perjudicial es la Coca-Cola, el zumo gaseado con colorante, la hamburguesa putrefacta a la zapatilla, o el excipiente o colorante X que nos ponen en cualquier alimento "bio".

Las prohibiciones solo han alimentado a través de la historia a las máfias, que además meten porquería en los cuerpos púberes. No son argumentos para la "sanidad", más bien argumentos que no cuestan dinero al Estado y que no solucionan nada, bueno sí, las arcas del Tesoro Público tienen más para repartir entre los señores diputados y algún que otro amiguete beneficiario de la medida, o de las medidas administrativas en cascada.

Mientras tanto, si quiero un poco de "farlopa" (cocaina), sólo tengo que bajar a la calle y "el niño de los peines" no tardará ni cinco minutos en facilitármela a buen precio. Eso , las señoras y señores bien de las asociaciones "antivicio" que "presionan" al gobierno no lo ven, o no lo quieren ver.

Demasiadas leyes que no se cumplen y mucha "vista gorda", porque muy poquitos se libran de estar en el ajo. Más educación y un tortazo a tiempo siempre ha funcionado mejor que la "recaudación" del impuesto o de la multa.

En este país no somos tontos, somos hipócritas sin excepción, por eso me meto en el mismo saco para que nadie diga que se excluye alguien, aunque no me considere responsable de tanta irresponsabilidad recaudatoria, que es lo que interesa por lo visto.

A todo informe se le contrapone otro, según se quiera promocionar un producto u otro, o una normativa a otra. A todos los prohibicionístas tarde o temprano se les ha visto el plumero. y no es que sea este problema de actual gobierno, los demás, todos los anteriores también se han lucido bastante.

4 comentarios:

bitdrain dijo...

Estoy cansado de que los políticos sólo se muevan por la ideonidad de la opinión pública y los acontecimientos electorales.

No hay gente responsable en este país??

Carolus Primus dijo...

Pues creo que no. Sobran politicos y faltan estadistas.
¿ Qué opinas sobre las prohibiciones?

¿ Y que me dices de la prostitución ?

Asperilla dijo...

Estoy en contra de las prohibiciones no premeditadas y no consensuadas.
Por ejemplo, no me gustaba lo que se pretendía hacer con respecto al vino y eso que yo ni bebo ni tengo viñas. Prefiero que se eduque a la infancia. Aunque primero habría que reeducar a los padres.
Tampoco me gusta lo que quieren hacer algunos de poner un impuesto a las viviendas sin alquilar. Solucionaría poco y complicaría mucho las cosas. Lo que sí sería práctico y eficaz es que que hubiera una Justicia rápida y resolutiva contra los inquilinos que no pagan, y, simultáneamente, un seguro combinado entre el Gobierno y el arrendador al objeto de que, si el inquilino es insolvente y deja la vivienda en estado lamentable, ese seguro indemnice al propietario.
Un caso reciente y que me parece absurdo es la obligación de los establecimientos de poner un mando a distancia en las máquinas expendedoras de tabaco.
Ya estaba prohibida la venta de tabaco a menores. De hecho, yo no he visto nunca a menores comprando tabaco. Todos encargaban a un adulto que se lo comprara.
Por tanto, esa medida es redundante, o sea, ineficaz, pues los menores seguirán con el mismo sistema.
En cambio, se ha creado un problemón a los establecimientos. Primero, porque se les hace gastar 300 o 400 euros por el aparatito; y, lo que es peor, se incomoda al cliente, que tiene que esperar a que el dependiente se dé cuenta y utilice el mando; más grave aún es que el dependiente, como he visto esta mañana, lleve una bandeja en la mano, agobiado por el trabajo, y tenga que buscar el mando y apretar el botón.
Hay legisladores que ignoran por completo la realidad de la calle.

Carolus Primus dijo...

asperilla:

Lo que dices es tan real como la vida misma.

Y aquí, en lo de las prohibiciones e "inventos" (mandos a distancia,etc) para que se ganen algún dinerillo los amiguetes, tenemos la desgracia de que no hay color que valga.