12 julio 2007

Los afiliados... de vacaciones.

Uno de los problemas más graves que tiene la izquierda en España, sobre todo el partido gobernante, es la comunicación. La falta de autodisciplina de unos afiliados que lo están más por espectatívas de parcelas de poder que por trasladar un mensaje de progreso a sus conciudadanos y vecinos es achacable sobre todo a una falta de formación. En la praxis (teoría y práctica) los simpatizantes y afiliados de base nadan en la escasez y su referente ideológico son los medios de comunicación que hablan bien de sus partidos.

Hace muchos años que las secretarías de Prensa y Propaganda, y sobre todo la de Formación, dejaron de existir como tales. Era evidente porque los nuevos "mandos" que entraban en estos partidos en fechas previas electorales, lo hacían con planes preconcebidos de poder, apartando y ninguneando a los "históricos" que sólo podían mantener una presencia testimonial por falta de capacidad y medios. Los "cursillos" sólo son para cargos electos y los "campamentos de verano" para los hijos que un día han de suceder a sus padres.

Hoy la militancia de izquierdas, salvo honrosas excepciones, está de vacaciones. Se movilizaron a regañadientes unas semanas antes de la fecha de elecciones y ya están cansados, no se han enterado que estamos en campaña electoral permanente desde hace tres años y que algo deben de hacer para lleva la voz de su partido a la gente que necesita argumentos sólidos para poder apoyarles o simplemente para poder votar con conocimiento de causa.

Las sedes de los partidos de izquierda suelen estar vacías, cerradas, salvo en las pocas semanas que requieren las campañas electorales. Se reunen los cargos /concejales) a lo sumo unos días antes previos a los plenos de los ayuntamientos, por separado de los partidos y de forma independiente. Las ejecutivas, si tienen alguna parcela de poder municipal, lo hacen una vez cada dos meses y las asambleas ni se sabe. No tienen medios propios de comunicación, porque lo tienen que pagar de su propio bolsillo y además no tienen nada que decir y mucho menos hacer. Los que tienen suerte y tienen el "mando" de los municipios suelen utilizar los medios propios institucionales, sin participación de afines que les puedan hacer sombra.

Los alevines de la derecha lo tienen más fácil, desde pequeños ya se les prepara en los colegios privados (del Opus sobre todo) y un poco más mayores se les recluta en las universidades y se les forma en los centros de retiro del propio Opus Dei. Es un ejemplo que conozco directamente, pero no es el único.

No se pide formar élites dirigentes como hace el PP, ayudados por los satélites de la ultraderecha que se prestan al juego en contra de un "enemigo común". Se trata de que quien entre en política sepa porqué lo hace y que va a contar con unos medios de cohesión ideológica, que no de imposición o adoctrinamiento. El debate entre los militantes de izquierda es su signo diferencial, pero muy dificilmente puede haber debate cuando no se tienen los elementos formativos y de información necesarios para ello. De esta forma la tendencia es la "borregada" en manos de pastores poco escrupulosos que sueñan con sentar sus posaderas en cómodos asientos por décadas, mientras aumentan su cuenta corriente a costa del "trabajo temporal" de unos compañeros y camaradas que no se enteran de la película ni por asomo.

Como dije al principio un fallo fundamental, máxime cuando los medios de comunicación pertenecen a grupos de presión económicos que solo piensan en sus beneficios, es la falta de medios propios (un sencillo panfleto vale), que los afiliados deben costear con su propio bolsillo y que por desgracia parece que "no tienen nada que decir".

3 comentarios:

Raúl dijo...

Estoy de acuerdo amigo Carolus, aunque siempre hay excepciones, aquí tienes a un afiliado dispuesto a dar el callo aunque sea solo (y además gratis .
Un abrazo.

Carolus Primus dijo...

Estimado Raul:
Siempre hay excepciones honrosas que dan el callo en red. La alusión se refiere a multitud de agrupaciones cuyos lideres "naturales", por poseer cargo, tienen algún ordenador particular en funcionamiento pero que no comparten con el resto de sus compañeros.Por ejemplo.

Estos convidados de piedra son los que están de vacaciones,necesitan motivación y sentirse partícipes de un proyecto.

Te podría decir muchas cosas más, que supongo sabrás. Pero hubo un coronel francés que escribió un libro sobre las futuras tácticas de guerra con carros de combate que pasó desapercibido en Francia. No pasó desapercibido para los alemanes, que utilizaron años más tarde sus teorías, para ensayar la "guerra relámpago". Ese coronel fue conocido posteriormente como general De Gaulle.

No tengo el más minimo parecido, como es de suponer. Pero entenderás perféctamente que me refiero a que determinados "conocimientos" deben ser estudiados "en casa" y con la "tropa", que es la que debe luchar por hacer llegar los mensajes y contenidos a sus conciudadanos.

Este comentario sería una ampliación a "Los afiliados... de vacaciones". Lo demás.. ¿Qué hacer?. No hace falta que te lo diga, pues lo sabes demasiado bien.

Otro abrazo afectuoso, colega de sufrimientos.

TAZ dijo...

¿Gratis?
¿tenemos que creernoslo?. Tú no das gratis ni los buenos días. Y cuando hablo de gratis, no hablo exclusivamente de dinero.