12 enero 2009

LA DOBLE MORAL DE LA EMBAJADA DE ISRAEL EN ESPAÑA


A la embajada de Israel en España no le sientan bien las manifestaciones, ni la petición de Zapatero de "alto el fuego". Se quejan de que han participado personalidades del PSOE en las manifestaciones y que "no salieran en el pasado para protestar por la agresión de Hamás".

La embajada se olvida de que cuando han habido ataques de Hamás contra la población israelí y no se dijo nada, tampoco se dijo cuando Israel represaliaba por cada uno de estos ataques, empleando medios superiores y realizando asesinatos selectivos.

Precisamente y en este caso, Israel no puede dar lecciones de moral a nadie: ¿El holocausto de 6 millones de judíos no era también "daños colaterales" ?. Resulta chocante que los únicos que apoyan al gobierno israelí, en España y en otros lugares del mundo, sean los que niegan el asesinato masivo de los campos de exterminio nazis, los que defienden la España de Isabel y Fernando (por desconocimiento más que otra cosa), los reyes católicos que expulsaron a los judíos de Sefarad, y los que siempre se han posicionado con extremistas neonazis que afirmaban que lo que Hitler hizo con los judíos, y con más de 6.000 republicanos españoles, fue "una broma".

Israel tiene derecho a tener fronteras seguras, a la autodefensa, pero no a masacrar a civiles inocentes utilizando tanques contra piedras. Los culpables de los cohetes kasahm lanzados por milicias de Hamás deben ser neutralizados, pero no a costa de darse la gran juerga en un baño de sangre.


Simón
Péres, presidente del estado israelí, otrora socialista de pro y referente judío en la Internacional Socialista cuando lideraba el Partido Laborista de Israel, ha declarado que los "objetivos están casi cumplidos". Se nota y se siente que faltan pocos días para que BARACK OBAMA tome posesión como presidente de los Estados Unidos de América, es el tiempo "acordado" con la administración saliente, y también la entrante, para realizar "limpieza" y apurar la munición y las armas que generosamente adquieren en norteamérica a cambio de los votos y de la financiación del "lobby" judío a los candidatos presidenciales.

Seguramente en esta semana que entramos Israel cesará el fuego y se retirará. Luego Europa pagará la factura de los platos rotos para la reconstrucción. Cuando Israel se vea "amenazada" con cualquier excusa y adquiera nuevos equipos militares y proyectiles de EEUU para lanzar a los niños, volverá a las andadas... y Europa pagará de nuevo. (Como Alemania que nunca dejará de pagar por la locura de un jefe de estado y todo su gobierno, como siempre se encargan de recordar desde la Agencia Judía). Esperemos no encontrar, como en el pasado, un genocidio encubierto tras la retirada de tropas.

Aquí no hay antisemitismo que valga, tanto son semitas los judíos como los palestinos, lo que hay es "venganza" por parte de Israel. También por parte de Hamás, potenciado en su día por el propio gobierno israelí para debilitar a Al Fatah.

Nadie quiere ir contra Israel, todo lo contrario. Es nuestro referente democrático y de libertad en el Oriente Próximo y nos unen lazos históricos y consanguíneos de inseparable fraternidad. Pero por eso mismo tenemos todo el derecho de recordarles que no pueden hacer lo mismo que los nazis hicieron con ellos, no pueden ser tan salvajes e inhumanos, porque pierden toda la razón.

Y recordarles también, en este caso a la embajada en España, que los puntuales "amigos" que tienen hoy en este país son los mismos que mañana los llevarían a la hoguera, como en el pasado lo hicieron con sus antepasados. Para esos nuevos "aliados" ,tanto judíos como palestinos ,no dejaran nunca de ser semitas.


No se equivoquen de "amigos" en la embajada.

1 comentarios:

ciberneticaeterna dijo...

Sr Carolus, con su permiso, o sin él...le agrego a mis blog preferidos.
Saludos.
(prefiero no opinar de su post, que no tengo yo hoy la tarde como para discutir)