12 mayo 2009

LA ALTERNATIVA A ZAPATERO: GARROTE, BOINA Y BOTIJO.


Decepcionante. No la batería de propuestas efectuadas por el presidente del Gobierno. Que son las lógicas que están llevando a cabo casi todos los gobiernos del mundo en mayor o menor medida y que desde este blog, incluso con un año de antelación, se han venido defendiendo.


Es decepcionante la clase política representada en el parlamento. El PP lógicamente con su NO a todo, que le ha caracterizado desde 2.004. Y eso que Rajoy hoy ha estado chistoso e ingenioso a base de boleros y coplas (cuando pitos flautas y cuando flautas pitos). Los nacionalistas de derechas, PNV y CiU, cabreados por las maniobras que los han desplazado del poder en sus respectivas Comunidades Autónomas, ejerciendo la venganza de Bruto con el escupitajo propio de un aldeano despechado y que no alcanza más que el ancho de la boina y el botijo.



Más decepcionante aún la actitud de Izquierda Unida, Iniciativa por Catalunya y Esquerra Republicana. Los demás otro tanto, salvo Nafarroa-Bai con matices. Sin alternativa alguna, todos han coincidido en descalificar globalmente las propuestas de Zapatero, que al menos propone lo que es lógico: Incentivar los sectores productivos en alza y de futuro, poner los recursos que deberían poner los empresarios cuando en tiempos de crisis se guardan los billetes de 500, proteger a los desempleados y a los más débiles hasta que vengan tiempos mejores y preparar las bases formativas y estructurales para situarnos en posiciones favorables cuando pase la crisis.



Precisamente el electoralismo del que acusan al gobierno socialista es el que parece que más profesen los acusadores con inmunidad. Parece que estén molestos porque las medidas anunciadas por el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero, hayan sido propuestas por él y no por las señorías discrepantes.



Salir de la crisis saldremos seguro. Pero con esta clase política que mide su acción política en cuotas de poder y cabreos, y empresarios que sólo piensan en ganar dinero usando préstamos ajenos y el sudor de los trabajadores a bajo coste, tardaremos más en salir.



Zapatero se ha ganado enemigos bailando con lobos poco fiables y que de momento sólo dan “zapatazos” a la espera de comérselo vivo a la menor ocasión. Lo peor es que nadie es capaz de tragarse una sesión entera del “Estado de la Nación” en directo y serán los filtros interesados de los medios de comunicación quienes les trasladarán a la ciudadanía los 5 o 10 minutos de enfrentamientos con el líder de la oposición que resumirán aproximadamente una marathón de 15 horas de discursos, réplicas, contraréplicas y trabajos callados de los “negociadores” de cada grupo político.



Nadie podrá discutir que los socialistas no estén utilizando todos los medios sabidos e incluso innovadores, con multitud de propuestas desde que empezó la crisis, para atajarla. Están más solos que la una, sin apoyos parlamentarios y sin apoyos de los medios de comunicación. Incluso los más “progres” , los medios, se muestran críticos en exceso. Los platos rotos los pagaremos , los estamos pagando, los ciudadanos.



Por lo que he podido escuchar del discurso del presidente, mejores propuestas no las hay. De hecho ninguno de los que tanto han descalificado y criticado por activa y por pasiva al Gobierno, ha tenido la ocurrencia de proponer ni una sola medida que no haya ensayado el Ejecutivo socialista. Ni una puñetera idea para sacarnos de la crisis lo más pronto posible. Nada positivo, todo negativo.



Y defiendo las propuestas del Presidente Zapatero porque son las mismas que desde estas páginas he venido defendiendo siempre como posibles soluciones a la crisis. Son lógicas e históricamente son las que han funcionado a medio y largo plazo. Hasta Obama las copia. No de Zapatero, por si esta afirmación mosquea a alguien, sino de Keynes, Galbraith o del mismísimo Franklin Delano Roosevelt.


Como verán sólo hay que repasar la historia para ver cómo han procedido otros en crisis similares. Y la más próxima es la del 29 que se alargó por una década hasta la Segunda Guerra Mundial. Los fanatismos, los sectarismos y los nacionalismos condujeron a ello: Garrote, boina y botijo.

2 comentarios:

Nicolás dijo...

Comparto tu análisis. Ahora sería deseable que el PP demostrara si está dispuesto a colaborar arrimando el hombro o continúa subido al monte. Excusas económicas le ha dado el Presidente.

Carolus Primus dijo...

Hola Nicolás:

Por lo que he podido observar en la red parece que somos muchos los que compartimos similares análisis. Se ha hecho evidente que tanto si estamos en campaña electoral como si no,el PP y los "nuevos aliados" circunstanciales no se bajan del burro.

Anoche coincidí con algunos conocidos que normalmente no suelen identificarse políticamente. La sorpresa me vino de la mano de una mujer que cuando sí lo ha hecho (identificarse) lo ha sido siempre en favor del PP y en contra del PSOE. La sorpresa, repito, fue que ella era patícipe de la misma impresión que habíamos percibido los demás.

No era que hubiese "cambiado de chaqueta". Fue sencillamente que tuvo la oportunidad de seguir "en directo" y por la 2 la primera parte del debate ( el discurso de Zapatero) y el "rifirafe" Rajoy-Zapatero.

No le gustó nada lo que dijo Rajoy. Se sintió insultada, sobre todo cuando Rajoy lanzó eso de "..pero si ustedes no saben leer", refiriéndose a la bancada socialista.

Nuestra protagonista había sido durante años habitual seguidora de LA COPE, pero esta fué la primera vez que había seguido un debate de forma directa y sin que nadie le "interpretase" lo que su vista y sus oídos le mostraban.

Algo se ha conseguido si la gente ya empieza a ver la información de forma directa y sin "matices" manipuladores.

Por contraste, en una cafetería donde entré para comprar tabaco el ambiente era muy ajeno , "televisivamente" hablando, al "Debate de la Nación". Reconocí a algunos obreros de la construcción que actualmente están en paro. Los temas eran los clásicos: fútbol y tenis. No quiere decir nada pero ahí está.

Saludos y perdona la tardanza en responder.