22 octubre 2010

DESCUELGUE EMPRESARIAL, FINAL DE LOS SINDICATOS EN ESPAÑA

Las patronales CEOE y CEPYME han propuesto a los sindicatos CCOO y UGT que se reforme la negociación colectiva para que las empresas se “descuelguen” de forma general de los contenidos y de los salarios pactados. Es decir, las empresas impondrán el salario y las normas que quieran sin oposición alguna. Ya no harán falta los sindicatos para nada.

Ya desde inicios de la democracia el gran error de los sindicatos fue aceptar la aplicación generalizada a todos los trabajadores, sindicados o no, de lo pactado en los convenios sectoriales.

Ello produjo de inmediato la no necesidad de estar afiliado a ningún sindicato, puesto que sin pagar cuota y sin la incomodidad de hacer huelga cualquier trabajador se beneficiaba de los incrementos salariales y de los demás apartados aprobados en convenio colectivo.

Los sindicatos se convirtieron para los trabajadores en meras gestorías laborales. Un servicio extra sindical como lo es la asesoría jurídica es, desde entonces, lo único que relaciona cualquier trabajador con sindicato. Aparte de los cursillos de formación profesional y de la negociación colectiva, los sindicatos no tienen otro valor para la llamada “clase” trabajadora.

Las políticas noliberales contemplan la destrucción total de todo aquello que se oponga a su libertad total de hacer y deshacer. Los sindicatos son un estorbo y el primer paso es neutralizarlos mediáticamente, el segundo quitarles las subvenciones y por último convertir en papel mojado todo aquello que se firme.

En España, UGT y CCOO tendrán que ponerse las pilas también si no quieren desaparecer. Los trabajadores ya son “pasotas” de por sí y sólo se quejan en la barra de los bares, no de las putadas que les hacen los empresarios, sino de lo mal que los defienden los sindicatos cuando acuden a ellos a última hora. Esos "currelas" que todo lo saben no suelen decir que se enteraron de sus derechos y de que existían los sindicatos hasta que firmaron la carta de despido.

“ Rebaños del mundo uníos “.

1 comentarios:

Nicolás dijo...

Los sindicatos deben entender que los nuevos tiempos requieren una métodos y estrategias para abordar la defensa de los trabajadores. Los problemas de fondo no han cambiado tanto pero las formas de lucha sí.