04 octubre 2010

TOMÁS GÓMEZ GANA LAS PRIMARIAS Y SE ACABÓ EL IDILIO MEDIÁTICO


Todas las portadas, de derecha a izquierda, coinciden en que la victoria de ayer de Tomás Gómez sobre Trinidad Jiménez es una “derrota” de Zapatero. Eso solo quiere decir que la prensa, en todos sus soportes, ha perdido el interés por seguir promocionando candidatos del PSOE.

Como borregos, hasta EL PAIS y PÚBLICO han secundado unos titulares que poco tienen que ver con estas primarias, pero que la caverna mediática (EL MUNDO, LA RAZÓN, ABC y LA GACETA) ya había presentado como supuesto enfrentamiento de las bases contra Zapatero. Para justificar su “apoyo” a Tomás Gómez.

A partir de aquí, una vez sabida la decisión de los 18.000 afiliados madrileños del PSM (PSOE), el idilio amoroso con el secretario general de los socialistas madrileños y futuro candidato a desbancar a la Presidenta, Esperanza Aguirre, ya puede darse por finalizado. Le toca a él y a toda la Federación Socialista Madrileña mendigar portadas a base de propuestas ilusionantes y novedosas para el electorado madrileño. Nadie le va a regalar más exclusivas y tendrá que patearse las redacciones de igual forma que lo ha hecho con las agrupaciones socialistas en los años anteriores.

Realmente las primarias han sido un éxito rotundo para sacar del anonimato a quien, desde el principio, era el candidato natural a enfrentarse con la Belén Estéban del PP madrileño: la super mediática presidenta de la Comunidad de Madrid, Doña Esperanza Aguirre. Hubiese vencido Trinidad Jiménez o Tomás Gómez era lo menos importante. Los dos son lo suficientemente buenos como para recibir el apoyo posterior de toda la organización socialista. Faltaba un plus de promoción, que no lo había tenido Tomás Gómez hasta estos comicios internos y eso es lo que se ha conseguido.

Ilusos los que crean, como quieren hacer creer los medios de comunicación de la derecha, que Zapatero se va a ver perjudicado. Todo lo contrario. Es más, desde la ejecutiva federal del PSOE hasta podrían “fabricar” una futura opción de recambio para Zapatero en base a la figura de Tomás Gómez. Todo sea por seguir en el candelero mediático chafando titulares a los candidatos del PP. De paso, y gracias a la mala leche de los periodistas ( la voz de su amo podríamos decir), los ciudadanos podrán conocer que detrás del “demonio” de Zapatero, también hay “ángeles”.

Lo dicho y suerte. También para Trini que lo ha hecho muy bien.

1 comentarios:

Nicolás dijo...

"Democracia, democracia" coreaban en la sede del PSM. Esa es la esencia.