12 septiembre 2006

Hace cinco años

Más de 2.500 inocentes perecieron en el World Trade Center y en cuatro aviones que no debieron haber despegado nunca para cumplir tan triste final .
Fueron objetivos sin culpa alguna de la política egoísta y avasalladora de unos gobiernos norteamericanos que utilizan la familia, Dios y las "Stars and Stripes" para ponerse la mano en el pecho y soltar la fácil lágrima de patriotísmo, refugio de canallas como dijo Samuel Jonhson (Cita del protagonísta de la película Senderos de Gloria de Kúbrik).
Un presidente, GeorgeBush, que consiguió la presidencia de la forma más dudosa posible en la historia de los Estados Unidos, y cuyo mandato se preveía el más desastroso habido hasta el 11 S, se convirtió , después de salir como un conejo de la madriguera el mísmo día de autos, en el Supermán de la venganza y del patrioterísmo. Echó la culpa inmediatamente a su amigo de la infancia , Bin Laden ( alimentado y armado hasta los dientes por los mismos americanos durante años), y ensayó las nuevas armas almacenadas en Afganistán e Irak. Previsiblemente Irán y Siria serán los próximos ejes del mal a invadir. Y el amigo Bin Laden será avisado en su momento para que se esconda bien escondido. Eso sí, el petroleo para las compañías donde antes trabajaron todos los miembros del gobierno Bush.
La respuesta ,palos de ciego, de la administración norteamericana ha sido asesinar a más de 100.000 inocentes a cambio de las 2.500 vidas del 11 de Septiembre de hace cinco años.
Gracias a esa fecha fatídica, vivimos hoy en un mundo con más guerras, más terrorísmo, más asesinatos injustificables, si es que tiene justificación alguna, más inseguridad, más miedo, más desconfianza, más agresividad...
Ya el pueblo norteamericano empieza a conocer a su presidente.
Nadie se escapa al miedo generado ese día, que nunca borraremos de nuestra mente.

1 comentarios:

UBIETS dijo...

¿Qué se puede esperar de un presidente que dijo que el pacto Molotov - Ribbentrop lo firmaron Hitler y Lenin?
Lenin nació en 1870 y murió en 1924 y el pacto Molotov - Ribbentrop se firmo el 23 de agosto de 1939.
Por lo visto, en EE.UU. solo piensan en drogas y en fiestas. Y esa asquerosa mentalidad que desprecia la cultura se extiende por el mundo. Vaya asco de futuro que nos espera.
Si alguien se sorprende por lo de que se extiene por el mundo una mentalidad que desprecia la cultura, que coja un libro de historia de España y lea lo que pasaba cuando se juntaban la nobleza y la burguesía. ¿Qué mentaldad prevalecía sobre la otra?