28 febrero 2007

¿ Elecciónes anticipadas ?

Alguien ha apuntado la posibilidad de que Zapatero pueda adelantar las elecciones generales prevista para el próximo año. para recibir el necesario respaldo ante una eventual negociación con ETA. No son necesarias unas elecciones anticipadas, representa la pérdida de un año de legislatura y de acción de la actual mayoría "compartida".

Las próximas elecciones generales serán tomadas por algunos como un plebiscito sobre el 14-M, y no escatimarán medios para recordarlo. En esa situación provocada el electorado suele ir hacia el voto útil, se decanta por uno de los dos partidos mayoritarios. Los aliados actuales sufrirían una merma que obligarían al bipartidísmo, que tal como están las cosas no es bueno ni para la salud económica ni para la salud social de nuestro país.

Es lo buscado desde el principio por quienes no quieren que el "éxito" no sea otro que el propiciado por ellos mismos.

Zapatero es un habitual de los globos sonda, que es un buen test para saber la reacción popular ante determinadas propuestas, no creo que después del 30-D haya vuelto a una táctica que buenos resultados le dió anteriormente. Su mejor opción es dejar que la oposición se vaya descomponiendo, como ya apuntan en ABC, hasta que encuentre su verdadera "dirección".

Adelantar las elecciones generales es un lujo que, hoy por hoy, no se puede permitir el ejecutivo y mucho menos España. El único beneficiado sería la oposición después de tres años convulsionando a este país en busca de la "repetición" de unas elecciones que consideran fraudulentas.

4 comentarios:

Raúl Pleguezuelo dijo...

Totalmente de acuerdo, el gobierno tiene que acabar la legislatura y completar su programa electoral, como así lo expresamos la mayoría de los ciudadanos en las urnas.

Saludos.

Asperilla dijo...

No sé qué entiende Vd. por "considerar que unas elecciones fueron fraudulentas".
Que yo sepa, todo el mundo considera las elecciones del 11-M legítimas y legales.
Pienso que nadie duda de que el PSOE ganó dichas elecciones.
Lo que no me negará Vd. es que el PP, según todas las encuestas, se pronosticaba ganador hasta el 11-M; que el PSOE en esos tres días no hizo mérito alguno para desviar los votos; que si no hubiera sucedido el atentado no hubiera ganado el PSOE.

bitdrain dijo...

Yo estaría a favor de unas nuevas elecciones y que ya de una vez, el PP cambiara de dirección y entrara gente sensata y válida, que la tiene a buen seguro.

Carolus Primus dijo...

Efectívamente. El problema estriba en el "tufo" de fraude que deja en el ambiente tanta confrontación. La legitimidad del gobierno actual desde el 14-M siempre ha sido
cuestionada por el PP y sus medios informativos. Y suelo leerlos , aunque sea de pasada casi todos, especialmente los que apoyan a la oposición.

Se ve que tánto nos lo repiten, que la mente se nos queda en blanco, eso me pasa cuando perdída la linterna de César, por la mañana me dá un "curro" Jiménez. Lo que se dijo ayer nadie lo recuerda, pero sí lo de "Zapatero culpable".

Nadie cuestiona que las encuestas daban ganador al PP,el márgen era la incógnita, y si alguien se ha paseado a lo largo de ciento y pico comentarios que hay en mi blog verá que yo no daba un duro por Zapatero.

El atentado influyó y mucho. Yo precisamente opté por cambiar el voto al ver informaciones contradictorias, al ver la insistencia en que era ETA cuando la razón no te permitia opinar de la misma manera. Y lo que dió el mate fue ver a Mariano Rajoy, candidato a presidente, aparecer en la televisión el día 13 con un discurso "electoral" y que me cambiasen la programación de TVE para ver una película, infumable en ese momento, cuyo protagonísta era ETA. Si salieron otros, al parecer Rubalcaba (verdadero demonio para el clero), no era candidato a presidente, ni lo ví, ni creo que haya influido para nada en el cambio del voto.

El PSOE no hizo mérito alguno para ganar las elecciones, eso es cierto, el merito se lo dimos los electores porque algo hicieron los que gobernaban entonces que no nos gustó nada.

Como luego la oposición utilizó mi voto para decir que era un voto del miedo, para decir que mi voto era terrorísta y para descalificar al gobierno, que aunque no me gustase entonces era el legítimo, con una suciedad que me recordaba a la peor época de acoso y derribo que se ha hecho contra un presidente en la actual democracia, pues opté por defender mi voto. Y si las cosas no cambian optaré por lo mismo y creo que muchos de los que hicieron lo mismo que yo me secundarán, por lo menos en las generales.

El PP no va a cambiar de estrategia, la gente sensata y válida ya la tiene, pero no figura. Cambiar significa moderación, nuevos líderes y desmarque de la extrema derecha. Y los que dirigen hoy son demasiado rencorosos para permitir que entre savia nueva sin antes ajustar las cuentas con los socialistas.

Hoy mismo lo he visto en la sesión de control ( Bermejo se curte ), donde casi todos los miércoles "corre la sangre" en el hemiciclo y terminados los discursos se van volando a la cafetería a tomarse los cafés y los wiskis muy amigablemente.

Los micrófonos los pierden.