11 marzo 2007

Libertad sin ira


Las cifras no me importan, unos dicen trescientos mil, otros novecientos mil, los organizadores dos millones y medio. Lo importante es que ha sido cívica y magníficamente organizada. Si ha habido algún "aguilucho" podrá ser de algún despistado, pero no se podrá negar la multitud de banderas nacionales representativas de nuestra democracia. Descalificaciones e insultos, los habituales. Gente, la habitual.

Que Rajoy pida "libertad" cuando la tiene toda para pedirla y manifestarla tiene mofa. Que pida la "defensa de España" es ambiguo cuando nadie la ataca, quizás sus gentes sí se hayan sentido heridas, no sólo las víctimas, por el recuerdo de las "dos Españas". Y lo de "volved a vuestras casas y contad lo que habéis vivido aquí, lo que habéis sentido..." ha sonado como las últimas palabras del rabino Rajoy a la salida de un "campo de concentración" cuyo carcelero era Zapatero. Lágrimas de despedida.

La proporción de los asistentes ha sido similar a la de anteriores convocatorias y la excusa esta vez: De Juana. Un preso que, gracias a la publicación de dos libros, ya estaría en la calle desde agosto del 2.005. Las cigalas y el champaña lo hubiesen mantenido preso un tiempo más, entonces no rompía España.

Este gobierno del PSOE, de Zapatero, impidió que estuviese en la calle desde hace dos años, como le correspondía legalmente. Le añadió medio año a su condena, del año que le quitó Aznar por poeta, y lo volvió a encerrar por dos escritos que "amenazaban" dudosamente a varios de sus funcionarios (de Zapatero). Y sigue preso.

La importancia que se le ha dado a ese energúmeno no tiene parangón en toda la historia de la democracia. Estará partiéndose el culo de reírse a costa de los demócratas de uno y otro lado. Eso es lo único que ha conseguido esta manifestación, aparte de dividir mucho más de lo que ya estaban a los españoles.


2 comentarios:

Asperilla dijo...

Yo no sé si los socialistas nos toman por tontos a los españoles, pero, al menos, lo parece.
Si los del PP son unos fachas, unos impresentables, unos mentirosos, unos crispadores e incitadores al golpe de estado,
antes o después nos daremos cuenta.
Si ellos, los socialistas, están convencidos de su buen hacer, de que la negociación con Eta dará resultados, de que liberar a De Juana es lo más indicado, debían pensar: "Ladran, luego cabalgamos" y no dar importancia a lo que haga el PP.
Además ¿por qué, si tienen razón, no explican lo que están consiguiendo?

cara dijo...

La excusa hoy es Dejuana mañana Rita la Cantaora, todos los dias tienen excusas, la que viene los curas ¿qué quieren caroluss???