01 mayo 2007

La nueva clase trabajadora



Hace exáctamente una semana La Fundación Fernando Abril Martorell (algún día habrá que reivindicar su abnegada labor de consenso en la transición ) entregó su anual premio a la concordia a los principales actores sociales CEOE, UGT y CCOO, anónimos en el protagonismo mediático, al tiempo que se celebraba también el 30 aniversario de la legalización de los sindicatos en España.

Gran parte del éxito económico y social de todos estos años de democracia se lo debemos a los acuerdos y al consenso que han mantenido los principales interlocutores sociales, más que a políticas de gobierno. Sin embargo siempre han quedado en segundo plano mientras los noticiarios han buscado la primera plana de los conflictos y de las manifestaciones reivindicativas.

La clase trabajadora de nuestro país ya no es la misma, normalmente están sindicados los funcionarios, trabajadores de grandes empresas y trabajadores afiliados "de conveniencia" por estar sus empresas o sus situaciones laborales en "crisis" (que quiere decir cambio). Nuestro país puede decirse que está privilegiado, la clase obrera es una "clase media baja tirando a alta" en comparación con muchos otros países, aunque debe entenderse con la exclusión de amplias capas de la población marginada que no pueden llegar a final de mes sin algún tipo de subvención.

Nuestro sindicalismo no llega al nivel de los sindicatos alemanes pero, dadas las circunstancias históricas, es relativamente fuerte. El gran mal es la afiliación, con niveles similares a los de la II República pero con más población.

Los trabajadores entienden que el sindicato es como un "médico" al que hay que acudir cuando hay problemas pero se olvidan de pagar la cuota del "seguro" cuando les va bien. Ello obliga a los sindicatos a buscar alternativas, como los cursos de formación facilitados por organismos gubernamentales y autonómicos para poder seguir prestando sus servicios. De ahí vienen las críticas de su falta de fortaleza e independencia, lo cual no es achacable a los mismos sindicatos sino a los propios trabajadores, que nunca han querido entender que la "libertad y la independencia" se obtiene con la cuota fija y su participación "real" de abajo a arriba en todos los procesos. Esa falta de propia responsabilidad por parte de los trabajadores no sólo hay que buscarla en el "paternalismo vigilante" que en su día ejercieron los sindicatos verticales de Franco, sino en el propio carácter de la sociedad española que de forma secular acude presta y sin falta a un convite gratis.

La solidaridad internacional la realizan a través de su atención a los inmigrantes, verdaderos motores de la economía y generalmente vistos por los trabajadores "bien posicionados" como de segunda clase. Antes nos veían así también a nosotros cuando acudíamos a Europa en busca de trabajo y nuevas oportunidades para nuestras familias. Nuestro país ejerce el mismo papel que entonces lo hacían Francia, Suiza o Alemania. Es signo de que nos van bien las cosas y no hay que olvidar que nuestra mejor garantía y seguridad depende de que los países "exportadores" de mano de obra barata para nuestros empresarios puedan algún día conseguir los mismos niveles de bienestar que el nuestro. La relación cambiaría a un intercambio de productos en igualdad de condiciones y los productores generarían riqueza en sus lugares de origen en vez de emigrar movidos por la necesidad o el afán de superar sus condiciones de inferioridad económica y social.

Quizás las "revoluciones" temidas por los capitalistas chapados a la antigua ya hayan dejado de existir y han sido sustituidas por "evoluciones". El capitalismo global debe entender, si no lo ha entendido ya, que es mejor contribuir al desarrollo y progreso de las naciones , y sobre todo de sus gentes, como una ampliación de nuevos mercados para sus productos en vez de tenerlos por "proveedores" explotados y esclavizados de materias primas y mano de obra barata. La evolución siempre es mejor que la revolución, dejando esta última para situaciones en las que el inmovilismo de una parte muy minoritaria ,pero poderosa, impida el avance que voluntariamente busca el conjunto de la sociedad y todas las sociedades en general.

23 comentarios:

TAZ dijo...

Estos son los sindicatos que tenemos.
Aquí te voy a dar una de cada. Una de información:


BANDERAS PRECONSTITUCIONALES Y NINGUNA MENCIÓN A ETA
Los ataques al PP, los aplausos al Gobierno y la escasa participación protagonizaron la manifestación por el 1 de Mayo
Entre banderas preconstitucionales de la república, los sindicatos mayoritarios han celebrado el Día del Trabajo con intensos ataques al PP y ninguna crítica al Gobierno. Se han escuchado gritos como "donde están, no se ven los pijos del PP" o alusiones al 11-M, la guerra de Irak, las obras de la M-30 o Telemadrid. Tras cosechar la menor participación de los últimos años, Méndez y Fidalgo agradecían al Gobierno la ley de igualdad y la de dependencia, pero no hacían ninguna alusión al terrorismo ni al atentado de la T-4 donde murieron dos trabajadores. El pasado año los sindicatos aprovecharon esta cita para apoyar la negociación con ETA.


Y ahora otra de opinión y vivencias personales:

Siempre he pensado que los sindicatos que tenemos en este país son de principios del siglo pasado. Son tan radicales e irracionales que prefieren el cierre de una fábrica a salvar los puestos de trabajo reduciendo jornada y salarios, pero hoy me he enterado de primera mano de algo, que sinceramente, no sé ni como calificar.
Empiezo la historia desde el principio:
Mi mujer y yo estábamos afiliados a UGT (sí, aunque parezca mentira e increíble). El motivo evidentemente no era ideológico, era totalmente interesado: tener la posibilidad de defensa gratuita en caso de problemas laborales y recibir formación también gratuita. Simple y llanamente. Hace poco decidimos borrarnos. Los motivos podrían resumirse en tres: tenemos un seguro que nos incluye la defensa laboral, hay millones de cursos gratuitos que hacer sin tener que recurrir a los sindicatos y quizás el más importante, los sindicatos son rastreros e interesados. Explico esto último: mi mujer trabaja en un hospital. Actualmente están negociando una equiparación salarial de los distintos colectivos (médicos, ATS´s, auxiliares...) con los colectivos equivalentes del INSALUD, así como que se les reconozca antigüedad y reciban atrasos, por el tiempo que han estado cobrando bastante menos dinero. Pues bien, un día convocaron una huelga para todos los colectivos. Pero eh aquí que mi mujer se enteró de que en realidad no estaban negociando la equiparación salarial de todos los colectivos, sino sólo de médicos y ATS´s. Cuando mi mujer fue a pedir explicaciones de por que los auxiliares eran convocados a una huelga, en la que no se reivindicaban sus derechos, la respuesta de la delegada sindical fue " a veces, para conseguir nuestros objetivos no hay que decir toda la verdad". En definitiva, estaban mintiendo a un montón de personas, para conseguir los objetivos de sólo algunas.
Este hecho, que es repugnante y rastrero, constituye el último de los motivos por el que decidimos borrarnos del sindicato, pero no es el motivo principal de este artículo. Voy concluyendo. Aunque nos habíamos borrado, mi mujer recibió hace unos días una notificación para recoger su nuevo carnet del sindicato, así como un regalo por la celebración del Día de la Mujer Trabajadora ( me parece totalmente discriminatorio y vejatorio celebrar ese día, opinión que es compartida por todas mis amigas). Evidentemente, mi mujer no se iba a pasar a recoger ambos "presentes", pero por si acaso tenía tentaciones, una amiga y compañera del hospital, que está también en el sindicato, le avisó de que no se pasara a por el regalo. Mi mujer, supuso que se lo decía porque el regalo, como en años anteriores, era una mierda y no merecía la pena. Pero no, ese no era el motivo. Llegados a este punto ( y antes de mencionar en qué consistió el regalo), tengo que aclarar algunas cosas: insistir en que el regalo ha sido realizado para conmemorar el Día de la Mujer Trabajadora; que dicho presente ha sido el que UGT ha hecho a nivel nacional, enviándolo a todos los centros de trabajo con una cierta representación; que no sé qué calificativo darle al regalito de marras; y que, una vez diga en qué consistió el obsequio, y tal fue mi estupor al enterarme, prefiero no decir nada más y que seáis cada uno de vosotros, que leáis esta noticia los que intentéis sacarme de mi asombro con vuestros comentarios. En fin, desvelemos el secreto: el regalo consistía en una bolsa de la compra de tela (color fucsia).

Carolus Primus dijo...

Referente al primer punto dudo mucho que conozcas la trayectoria de los sindicatos en este país y que sepas distinguir.

En el segundo punto, no me extraña y puedo estar de acuerdo contigo. Yo lo suelo comparar con las reuniones de vecinos de mi finca, siempre acabamos echando las culpas al Alcalde, que no tiene ni pajolera idea de donde está situada concretamente. Imagínate a un Zapatero, o un Aznar, o un Rajoy, que no saben ni que existimos.

El problema te le he indicado en el post, dejar nuestras responsabilidades en manos de otros siempre acaban con un regalito, color fucsia.

Saludos, me alegra que me cuentes algo que has vivido y que dá la casualidad que, sin conocer de qué va el asunto, puedo coincidir contigo por experiencias personales. Aunque yo distingo siempre lo personal de lo general, si fuese por lo primer hace tiempo que me hubiese echado al monte, sin distinción de colores.

Besugo dijo...

Menos mal que la sinceridad va en la misma proporción que la prosperidad familiar.

TAZ dijo...

Bueno, carolus, no pasa nada porque no tenga ni idea de la trayectoria de los sindicatos. Menos mal que te tengo a tí para enseñarme. ¿ Qué sería de este pais sin el profesor carolus?

Besugo dijo...

Magnífico el relato de experiencia personal, lástima que yo no pueda relatar aquí experiencias personales para no votar a determinadas personas, por cuestiones meramente logísticas, por supuesto.

TAZ dijo...

Brillante intervención.
Cada día aprendo un poco más de los besugos.

Besugo dijo...

Es recíproco. Se produce una retroalimentación del aprendizaje.

TAZ dijo...

Desde luego, entre los besugos os enseñais un montón

TAZ dijo...

Desde luego, entre los besugos os enseñais un montón

Besugo dijo...

Si los besugos nos enseñamos entre nosostros y algunos dicen:"Cada día aprendo un poco más de los besugos" (miércoles, mayo 02, 2007, 8:57:00 PM), si aplicamos la propiedad transitiva de conjuntos resulta que...deduzcan dicha propiedad.(A=B=C/ A=C)

TAZ dijo...

No tiene nada que ver con la propiedad transitiva. Aprendo observándote igual que se aprende observando el comportamiento de una bacteria, un virus, un besugo, un progre... Es pura observación científica.

Besugo dijo...

Será, leyéndote. Observar, me observa usted poco. Y para análisis científicos recomiendo a algún lingüista que se pase por el blog, tendrá tema para su tesis doctoral.

TAZ dijo...

Desde luego. Jamás habrá visto a nadie que utilice tan mal los signos de puntuación. ¿ Intenta usted imitar a Saramago o es simple ignorancia?

Carolus Primus dijo...

Perdonad mi retraso, estaba ocupado en otras cosas. Veo que se ha entablado un auténtico "diálogo de besugos" y parece bastante interesante porque al final todo se resume en las faltas ortográficas (!Maldítos acentos, cómo los odio!).

Me acuerdo que cuando escribía esporádicamenmte en algún medio local, y de eso hace muchísimos años, pues no me preocupaba. Y era porque tenía un "negro" que se dedicaba a jodernos los artículos, tan monos ellos, poniéndonos faltas en las faltas y a veces te corregía tres cuartas partes de tu ominoso (abominable) y espúreo artículo de marras. !Cuánto lo echo de menos!.

Y no me preocupaba porque había cada "consagrado" que no veas. Al fín y a la postre yo no era mas que un maldíto "roba planas" y aprendíz de brujo según el que enmendaba los titulares, por los cuales me daban de hostias los entrevistados del dia anterior.

Hoy tengo muchos más problemas: me fallan los dedos, se enganchan las manos y se me engarrotan los brazos. De hombros y cuello, ni qué decir tiene, que van parejos a la base de la columna. Ello produce un sobrepeso en las posaderas que alcanza a los calambreantes gemelos. Y para postre, un puto callo puñetero y pertináz que se autoregenera cuando le sale de las pieles, va jodiendo inpenitente el dedo gordo de mi pie derecho.

Tras muchos oficios, todos ellos relacionados con el arte de "estar y no ser" o "ser y no estar", pues que ya no me apetece aprender lo que no quise enterarme sobre llanas, esdrújulas y sobreesdrújulas.

Total, yo también soy un auténtico besugo. Aunque, "vaya donde vaya, bocata de caballa".

Salud y força al canut!.

Besugo, virus, bacteria dijo...

Por supuesto, es simple ignorancia. Y si de camino pretende insultar a Saramago ha matado usted dos pájaros de un tiro. Pero todavía no he escrito echo del verbo echar con "h" o tergiversar con "j". Y en cuanto a lo de la observación del virus, la bacteria y los progres le diré que la observación científica de virus y bacterias se hace para seguir descubriendo los infinitos y maravillosos misterios de la vida. ¿metemos a los progres en el mismo saco?
Carolus:
No te equivoques al lanzar los dardos, creo que no me lees bien. De todas maneras, escribir correctamente debería pretenderlo cualquiera hasta los que abominan de la LOGSE y de la LOE

TAZ dijo...

Sr. besugo, bacteria, etc, yo tampoco escribo en minúsculas después de punto.

La verdad es que resulta totalmente patético que pretenda dar clases de ortografía una persona cuyo único mérito es utilizar el corrector del word. Y además que no sea capaz de dar otro argumento.

Con respecto a lo de virus y bacterias le diré que sí, que meto a los progres en el mismo saco y que el estudio de esos seres, por mi parte, es para aprender a eliminarlos más eficientemente.

Ya veo además que también tiene usted para Carolus. Será que tenemos una conjura judeomasónica contra usted.

TAZ dijo...

Se me a extropeado el gord, porr lo k comfio en ke sigua indikandome las faltas de ortojrafia, lla ke boi a tenerr serrios provlemas para eskrivir corretamente.
Jrazias antizipadas.

Besugo, virus, bacteria... dijo...

No sólo es una persona de bien, gran escritor, excelente científico sino que además es un gran humorista. Los chistes son de una alta calidad. No encuentro ¿persona? más excelsa que semejante pro-hombre.

TAZ dijo...

No seas modesto. Por favor, maestro.

Besugo, virus, bacteria dijo...

El maesetro también aprende del discípulo.

El pre-consciente delata a algunos, la mayoría de las veces:

"con respecto a lo de virus y bacterias le diré que sí, que meto a los progres en el mismo saco y que el estudio de esos seres, por mi parte, es para aprender a eliminarlos más eficientemente"

Carolus Primus dijo...

Besugo:

No temas, te tengo por aliado y los dardos eran "generales" porque era mi hora tonta, a la cual todos tenemos derecho.

Hacía días que no miraba el blog y mucho menos los comentarios, por razones obvias de cumplir con el "curro". Y me pareció que entrábais en una dinámica en la cual TAZ es un auténtico maestro.

Al final acabaréis siendo amigos "irreconciliables", con lo que quiero decir que ya padezco la enfermedad, es decir, "el síndrome de esto es el colmo".

Y recuerda, cuando te "abandónen" los amigos siempre tendrás a tu lado a tu buen enemigo TAZ.

Saludos cordiales.

Carolus Primus dijo...

TAZ:

Sé mal chico, me parece que te estás volviendo "civilizado", porque ya veo que flojeas con besugo.

Otra cosa:

Vista tu inocencia en la "movida" de suplantacion de identidades, podrías buscar alguna solución (por fa) independientemente de tus "asquerosos" colores políticos. (Por utilizar el lenguaje que te ha caracterizado en la red).

Saludos.

TAZ dijo...

Bueno "maesetro", no es pre-consciente, ni que me delate. ¿Todavía no se ha enterado?. Yo soy así de mala persona. Soy un jodido facha neocon.

Con respecto a lo de la suplantación, estoy en ello. Estoy buceando en la red a ver si encuentro una solución. Lo que pasa, es que como soy muy malo, si la encuentro, no te la diré a tí. Ja,ja,ja,ja.