28 febrero 2010

VOLVIENDO, A MI PESAR

Desde el 20-N del año pasado no he vuelto a escribir una sola línea. En realidad me daba agonía contemplar , como a muchos de mis vecinos y amigos, lo que estaba sucediendo en el circo nacional.

Hago una excepción para poner un post que hice hace unas semanas -“Los peligros de una crisis”- y que no publiqué en este blog por no romper mi “exilio” voluntario. Ahora lo hago en un momento de debilidad emocional.

No comparto el cambio “brusco” que ha hecho el gobierno de Zapatero. Me parecían y me parecen muy bien las propuestas que se han hecho, de “izquierdas”, hasta ese cambio de imagen que les va a conducir directamente a la oposición.

Ni qué decir que los discursos generalistas, ambiguos y sin concreción alguna, con los que machacan desde el PP, calan tanto que cualquiera pone su propio significado al contenido de la incontinente verborrea popular. Por eso tienen éxito sin hacer absolutamente nada.

Son los propios bandazos de los socialistas los que hastían al personal. La crisis económica, que no deja de ser una coyuntura temporal, no se va a solucionar desde ningún gobierno, sea del país que sea o del color que sea. Serán los mismos mercados que la generaron, la crisis, los que conduzcan a la normalidad.

Los gobiernos sólo pueden poner parches y mantener el poder adquisitivo de los menos favorecidos para evitar “revoluciones” innecesarias. Es lo que se estaba haciendo por parte de este gobierno, igual que en el resto de Europa y en norteamérica, pero con poco convencimiento. Les pierde la crítica destructiva opositora.

Será una vuelta corta.

2 comentarios:

Nicolás dijo...

Feliz retorno al mundo virtual. De todo lo que dices me quedo con una crítica, la falta de coordinación dentro del Gobierno. Lo demás son fuegos de artificio y florituras para la galeria.

Carolus Primus dijo...

Hola , Nicolás.

Aparte de florituras y "castillos", que se puede contrarrestar poniendo ya en funcionamiento la maquinaria socialista (afiliados y demás durmientes), la sensación de descoordinación y falta de mensajes claros y contundentes es problema único y exclusivo del Gobierno.

Creo que coincidimos bastante en nuestros análisis, salvando las formas.

No he perdido el contacto con la red como espectador, te tengo enlazado a través de rss en mi pda como a otros antiguos contertulios, pero me encontraba falto de fuerzas y con ganas de seguir. Me sentía un poco "plasta" y muy repetitivo y es, entonces, cuando tomo las despedidas y las entradas a "la francesa". Es normal en mi, siento el apagón virtual pero necesitaba oxigenarme.

No se si escribiŕe algo más, pero el blog quedará abierto por una buena temporada hasta que decida destruirlo cual Ave Fénix y resurgir de otra forma.

Bueno , fuera rollos. Gracias por tu bienvenida y tus deseos de feliz retorno.

Saludos y hasta luego.