23 noviembre 2008

EL ESTADO DEBERÍA COMPRAR LAS ACCIONES DE REPSOL

Ya sabemos que cuando el PP vuelva al gobierno volverá a privatizar las acciones que el Estado tenga de Repsol, pero es una solución. Así se contentaría también a Don Mariano y sus amigos del Consejo de Administración, que ha acusado esta mañana a Zapatero de beneficiar con esta operación de la rusa LUKOIL a Luis de Rivero, dueño de SACYR-VALLEHERMOSO,  quien posee el 20 % de REPSOL-YPF y que necesita venderlas para no irse al garete.

Rajoy acusa a Zapatero de devolver favores
Zapatero se encuentra metido en una pelea de gansters, que sin comerlo ni beberlo, se va a quedar con el endosado de "amiguismo" al intentar "devolver el favor" al Sr. Rivero ,que según malas lenguas intentó comprar el banco azul de los azules, el BBVA, con el apoyo del gobierno y con gran desacierto.

Están en juego intereses directos del PP
Sabido es que Aznar, estando Rajoy en la misma mesa, privatizó todas las empresas públicas, que una vez saneadas con el dinero de todos lo españoles, fueron a parar a manos de los amigos del propio Aznar y del Partido Popular, a buen precio. Todos los políticos del PP (Pizarro, Zaplana, Villalonga, Martín Villa, etc ) tienen asegurada su jubilación como consejeros en estas empresas, que fueron del Estado y que ahora son del PP. El Estado no puede hacer nada por controlarlas, porque son privadas, e intervenirlas sería poco "liberal" para el gusto del PP de Esperanza Aguirre.

La privatización maquilló el "España va bien"
El expolio por parte del PP y sus amigos de empresas públicas que daban beneficios al Estado cuando gobernaban y que luego se “autodonaron” a precio de saldo, sirvió para maquillar una gestión en la que “España iba bien”, pudiendo reducir gastos e impuestos a los de siempre. Zapatero no ha podido tener ese “beneficio” de ingresos para el Estado.

La crispación es una cortina de humo
Nadie se preocupó de ver lo que estaba pasando. Ahora comprendemos porqué tanta crispación y tanta España que se hunde y que se rompe. Es su España, la de toda la vida. El “robo” legal a saco, que aún continúa en las autonomías gobernadas por el PP como la Comunidad Valenciana y la Comunidad de Madrid, sólo puede ser tapado a los ojos del ciudadano creando peligros inexistentes y entreteniendo al personal con enfrentamientos decimonónicos ( con asuntos del siglo pasado y anterior). Es como el jaleo que te montan los trileros para que no te des cuenta de que te están robando la cartera.

¿Los liberales del PP piden socialismo?
Iberia, Telefónica, Endesa, Repsol y otras muchas más, tarde o temprano serán tentadas de nuevo por empresas extranjeras dentro del juego de libre mercado que tanto cacarean estos neoliberales de boquilla, presuntos supuestos ladrones de guante blanco. Pero, ¿Que le vamos hacer?, papá estado tendrá que ponerles el chupete de nuevo para que no lloren.

Nacionalizar lo privatizado sería imposible
Recuperar por parte del Estado y de los gobiernos autonómicos todas las empresas y servicios privatizados por el PP sería una labor ardua y costosa. Y el precio sería demasiado alto si cuando el PP recuperase el poder volviese a privatizar lo recuperado anteriormente por el PSOE. Sería, ya lo es, el cuento sin fin de que unos llenan las arcas para que otros las vacíen y el que paga siempre es el mismo, el contribuyente.

Comprar las acciones de Sacyr por el Estado posible opción
Aún así creo que la mejor opción es comprar con dinero público ese 20 %, porque si lo comprase Gas Natural o la Caixa ya tenemos otro lío armado con lo de “los catalanes”. Esta última sería la mejor opción para unos liberales que están en contra de cualquier intervención estatal como dicen ser los del Partido Popular. Darles algún puesto en el Consejo de Administración a los populares sería bueno para que llorasen como cocodrilos y no diesen la pataleta de pupitre. Zapatero se quitaría un muerto de encima.... pero seguro que tampoco estarían conformes los de siempre.

Con ironía y sin rencor.

2 comentarios:

bitdrain dijo...

No es de socialismo sino de sentido común que los sectores estratégicos estén manos del Gobierno. Un ejemplo claro, el sector energético. Que más da que las empresas españolas estén controladas por capital privado nacional o foráneo. Ambos responderá, teniendo suerte, a los intereses particulares de su accionariado, cuando este tipo de empresas se encarga de un suministro estratégico de vital importancia, afectando toda la cadena productiva y bienestar del pueblo.

¿Nacionalizar? No, estamos en un Estado de Derecho. ¿Especular para comprar las acciones a los amigos? No. Tener derecho de veto en la dirección estratégica de la empresa en cuestión, ser el accionista mayoritario (sin desvirtuar la ley de concurrencia competitiva). Estas dos últimas deben ser un primer paso.

Es, por ello, que hablaba hace tiempo de crear un fondo nacional de Desarrollo Industrial.

1) Ir formando parte del accionariado de este tipo de empresas.

2) Poner dinero en manos de cooperativas administradas por un Consejo Asesor y que los obreros/asalariados participantes sean accionistas.

Pero para ello necesitamos un Gobierno Socialdemócrata y éste, muy a nuestro pesar, no lo es.

Un saludo.

ciberneticaeterna dijo...

Privatizar beneficios, socializar pérdidas?
Poco rentable...pero quizá a veces sólo que la opción de lo menos malo.
Qué triste.