20 noviembre 2008

ESPERANZA AGUIRRE Y SU 20-N

Esperanza Aguirre dice que el PSOE “tiene un pasado violento” y acusa a los socialistas del “asesinato de Calvo Sotelo en 1.936”. No es que desconozca la historia, que lo parece. No es que su cortedad mental alcance grados de subnormalidad profunda al expresarse, por eso de que no alcanza a pensar con normalidad en una sociedad normal, Es mala baba y ganas de enfrentar , no de confrontar , que es muy distinto. ¿ Qúe tiene que ver esta generación, nacida en el franquísmo, con las anteriores ?.

Esa señora debería saber que los actos los ejercen las personas en un contexto y en una época muy distinta a la actual y que unos tenían una justificación y otros otra. Que un asesinato, el de Calvo Sotelo, responde a la respuesta de unos compañeros y amigos del Teniente Castillo asesinado en días anteriores y que fue un asunto personal que nunca pudo ser juzgado por la República porque un golpe de estado, el de Franco, lo impidió. Que no tiene justificación alguna ninguno de los dos asesinatos y que las pasiones, las mismas que calienta la Presidenta de Madrid, fueron las que impidieron que fuesen juzgados los autores con “normalidad” en una democracia normal, si no se hubiese asesinado a la República por los golpístas, los cuales la Sra. Aguirre parece admirar y venerar.

En realidad la República murió el mismo día 18 de Julio de 1.936, luego todo fue enfrentamiento y ya nada tenía que ver con la República, las justificaciones pasionales ya eran fruto de una guerra en la que matas o te matan. Cosa bien distinta es una vez finalizada la guerra que la “depuración” sea más o menos extensa. En los planes de los conspiradores, desde 1.932 con la “sanjurjada”, ya estaba prevista la eliminación física de cualquier elemento de izquierdas, quedando reflejadas en las famosas “directivas” del general Mola incluso antes de que el Frente Popular ganase, por muy poco, las elecciones de 1.936.

Es decir, mucho antes de la guerra, los conspiradores que luego la ganaron y que al parecer Doña Esperanza se declara heredera de esos mismos ideales, tenían previsto el asesinato masivo y sistemático de cualquier persona que fuese de izquierdas, perteneciese o se sospechase que habría votado al Frente Popular, estuviese afiliado a algún sindicato de clase, o simplemente no estuviese contra la República. Ello está documentado por los propios “nacionales”. ¿ Qué deberían hacer los que ya sabían que iban a ser asesinados sólo por pensar diferente , como así pasó posteriormente ?.

Si se refiere la señora Aguirre al “pasado violento” del PSOE por la Revolución Asturias del 34, los “revolucionarios” fueron fusilados sin juicio por Franco recibiendo órdenes de la misma República, dirigida entonces por la CEDA de la Iglesia Católica y de Gil Robles, cuya amenaza de liquidar la propia República era lo que motivó dicha revolución, si se puede llamar así. El pistolerísmo instigado por la patronal contra los obreros en aquella época, tampoco dejaba otra opción que la autodefensa por parte de los afiliados a los sindicatos. Cuando te apuntan con una pistola de poco valen los discursos.

Otra cosa, la guerra jamás la hubiese ganado Franco sin la ayuda de Hitler y de Mussolini. Y como el mísmo Franco había declarado en multitud de ocasiones, el alargamiento gratuito de la guerra sólo obedecía a la eliminación de los “elementos rojos” de forma segura.

Todos los que actúan hoy en política, tanto de derechas como de izquierdas, son hijos del franquismo por edad o por "restos" de cultura, lo quieran o no, porque el estigma siempre está presente. Tanto las nuevas generaciones como las anteriores que optan por integrarse en un partido o en otro nada tienen que ver con lo sucedido en el pasado, fruto de una época, de unas costumbres y de formas diferentes de pensar y de actuar en política, así como de cuestiones personales venidas de otras épocas. Hay socialistas hijos de gentes que fueron de derechas y populares cuyos padres fueron represaliados por el franquismo. ¿ A qué vienen las ofensas de la Sra. Aguirre diciendo que "Franco era bastante socialista" ?.

Mezclar asuntos del pasado e implicar a los dirigentes y seguidores actuales de un partido político con hechos en los que no han tenido nada que ver, es de muy canallas y de personas sin escrúpulos que deberían desaparecer, por vergüenza, de nuestra escena política. En nuestras familias tenemos padres y madres cada uno de un origen o de un bando. Si optamos por un partido u otro es por las ideas que creemos más afines, las ideas, no porque debamos dirimir con sangre lo que otros no supieron hacerlo con palabras y diálogo en su momento. Eso debería saberlo Doña Esperanza, a la que habría que recordarle que los primeros ataques a la Iglesia Católica, las primeras quemas de conventos, los primeros asesinatos de curas y monjas, fueron relizados por los liberales del siglo XIX a los que ella dice representar. Sin olvidar que Alejandro Lerroux, jefe del gobierno en la República cuando mandaban las derechas, en su juventud fue el instigador de la persecución religiosa en la famosa “Semana Trágica”, mucho antes que existiese la República, bien recibida en su momento inicial incluso por los monárquicos liberales. Es lamentable ver cómo el "lavado de cerebro" que nos impusieron en tiempos de Franco para justificar la barbárie y el "asesinato colectivo" a varias generaciones de españoles, de cualquier color o sin él, siga haciendo sus efectos.

En todo caso nunca hay que achacar a los líderes políticos del color que sean de unos delitos, si los hubo, o de unos hechos que no cometieron. En su caso, pagaron justos por pecadores y fueron “depurados” todos los posibles de un sólo bando. Los del otro aún siguen impunes, los que dice representar la Sra. Aguirre.

2 comentarios:

Juan dijo...

De todas maneras solo hay que recordarle a la señora Condesa consorte, Lideresa de las Españas, quién preside de manera honorífica su partido y ministro de qué fue, y qué sucesos acaecieron durante el ejercicio de su ministerio. Al igual que recordarle en qué partido militó en su juventud su ex líder y mentor, ex presidente de la Grande, Libre y Una España, amigo del Movimiento de liberación Nacional Vasco, firmante de la declaración de invasión de Iraq que tirando por lo bajo ha causado 100.000 muertos civiles. Solo con eso ya sobra. Sin mencionar la ristra de ascendientes ilustres que tiene "su" partido.

Carolus Primus dijo...

Pues eso, datos para la historia.