19 noviembre 2008

WASHINGTON: A LA ESPERA DE OBAMA




La gestión efectuada por Zapatero ha dado sus frutos. España ha estado enla Conferencia de Washington. Se han expuesto nuestros puntos de vistacomo país y tras una declaración se compondrán las mesas de trabajo enposteriores conferencias. Y se ha despedido a Bush festejando su fin  de contrato: ¡ Os dejo el paquete, Bye !.

Es un trabajo muy importante y pormucho que algunos falsificadores de la historia pretendan minimizarlo,los datos quedarán para el futuro.

Con el paraguas del controlfinanciero internacional, mejor que sin él, nuestro gobierno deberíadivulgar mucho más y de forma constante, sus medidas adoptadas contrala crisis. No sólo el anuncio y el decreto son importantes, suseguimiento y evaluación es beneficioso para la confianza del ciudadano.

Tambiénes muy importante que el ciudadano sepa la cuota de corresponsabilidadque las autonomías y sus gobiernos tienen en la gestación, corrección ysolución de la crisis. Algunos gestores autonómicos siguen yendo porlibre,bordeando a veces el incumplimiento de la Constitución alboicotear determinadas medidas estatales. No se puede permitir que laausteridad sea exigencia sólo para la administración central, mientrasse derrocha partidariamente a sabiendas de que, si todo se va altraste, papá estado correrá con los gastos de la factura. Son losrecursos de todos los españoles los que están en juego.

Independientementede que las medidas que se tengan que adoptar deban ser conocidasclaramente por cada uno de los ciudadanos afectados, las ayudas a lapequeña y mediana empresa, a los sectores que arrastran a otros (comola construcción y la automoción), a los desempleados y a las familias,deben ser percibidas "realmente" en los bolsillos de los destinatarios.

Elcontrol para que así sea ( inspectores de trabajo o auxiliaressindicales con potestad de denuncia, inspectores fiscales, etc )contribuye, además de comprobar que el destino de las ayudas escorrecto, a generar nuevos puestos de trabajo.

Para mí es obvioque el impulso de la obra pública y de la asistencia social va a sermuy necesario para recolocar rápidamente a la masa de desempleados.

Laapuesta por las nuevas tecnologías, en la automoción, el transporte,las energías renovables, las comunicaciones, las nuevas técnicas en laagricultura, etc. va a requerir también un nuevo sistema educativo ynuevos profesionales de la enseñanza.

Aprovechar para contribuira que desaparezca la pobreza con un "salario social" universal queasegure un mínimo de supervivencia digna sería otra medida fundamentalpara evitar posibles conflictos posteriores, Amén de ser de justiciasocial.

No hay que dejar que se nos escape esta oportunidad:Crisis quiere decir cambio y el cambio es una oportunidad para mejorarlo que ya no es útil.

Creo que eso es lo que se va a hacer a nivel nacional en coordinación con un "paraguas" de control y protección internacional. Mientras tanto, continuaremos esperando a  Obama.

Ver: La crisis en Washington

6 comentarios:

ciberneticaeterna dijo...

Creo que Obama es un líder a fracasar. No podrá cumplir las tantas expectativas que de él se tienen.

Carolus Primus dijo...

Como líder no creo que pueda caer más bajo que Bush. Obama no fracasará, serán nuestras expectativas. No es muy diferente en sus ideas a sus antecesores en la Casa Blanca. Sólo cambia el color.

ciberneticaeterna dijo...

El color de las ideas? o ha hecho usted el chiste fácil? cuidadito o lo próximo será el humor "Berlusconi".
Un saludo.

Carolus Primus dijo...

Me refiero al color de la piel, no de las ideas. Y no es ningún chiste.

ciberneticaeterna dijo...

Pero qué serio se pone, al final acabará inspirandome terror.
Un saludo.

Carolus Primus dijo...

¡Coño!, Alex, no seas así, que todo es broma.

Todos tenemos momentos y estados de ánimo al mismo tiempo que hacemos otras cosas, no quieras ver un cascarrabias sino todo lo contrario. A veces uno también se enfada, pero pocas veces se refleja en el blog, aunque no lo parezca...

Ta luego encanto.