20 mayo 2010

CRISIS ECONÓMICA : LA EUROPA DE LOS INCOMPETENTES

Tarde o temprano los gobiernos europeos tendrán que coordinarse para identificar, enviar la policía a los mercados y meter en la cárcel a los tiburones financieros. La amenaza que se prepara desde los mercados es ir a por la cabeza de la “ama de casa” de la Unión Europea, Angela Merkel, canciller de Alemania, quien ha declarado la "guerra" particular a los especuladores. Van a aprovechar que Alemania va por libre mientras exige al resto de la Unión Europea que siga sus dictados económicos, con intención de asegurarse un "blindaje" ante la posible caída de la moneda europea. La interdependencia económica no cae en saco roto entre esos mismos especuladores, conocedores de su influencia en el resto de gobiernos europeos. No van a esperar a una política común que impida  decididos ataques  masivos a su economía cuando están obteniendo importantes beneficios. Las 27 políticas fiscales y económicas europeas van a ocasionar una hecatombe que ni siquiera se espera en las principales economías de Latinoamérica , muy alejadas de los productos financieros tóxicos repartidos por toda Europa.

Aparte del fondo de defensa de la moneda de los 750.000 millones de euros aprobados por el Ecofin, se tendrá que tomar una medida no deseada por el Banco Central Europeo, muy ligado a los intereses germanos, que no es otra cosa que devaluar el euro. El problema básico es cómo impedir que los ataques de los mercados a la moneda ( los tiburones financieros de USA, Rusia, China y los propios de Europa) no succionen todo ese fondo antes de quedar constituido.

Es imprescindible una política económica y fiscal común y de control de los mercados financieros, en coordinación con los gobiernos que fuera de Europa están dejando las manos libres a toda una banda de oportunistas que actúan impunemente aprovechando la libertad de mercado. Poner un impuesto al movimiento de capitales a nivel global y meter en la cárcel a todos aquellos que están destruyendo las economías nacionales va a ser muy necesario. Cuando más pronto se tomen esas medidas más pronto se verá la salida a la crisis, que no es otra cosa que el afán especulativo de los operadores y testaferros y la voracidad sin límites de los que manejan grandes capitales sin riesgo alguno.

Por mucho que se vaya a los recortes presupuestarios, en contra de las inversiones necesarias para reactivar el consumo, los brokers y grandes financieros no van a parar, han resultado insaciables. No van a dudar un instante en seguir atacando, como mercados, al sistema democrático y financiero europeo. Todas las medidas que se tomen van a resultar un oportunidad de negocio teniendo como objetivo la moneda única europea: el euro.

Pululan hoy en día demasiados economistas en las tertulias, todos ellos habiendo “acertado” en sus previsiones a toro pasado. La mayoría no dejan de ser comparsas y defensores del sistema financiero que nos ha dejado desplumados en sólo dos años. Sus recetas siguen siendo las mismas: recortar y no invertir, ahorrar. Mientras tanto sus defendidos podrán seguir apropiándose de esos ahorros de la caja como si se tratase de un tornillo sin fin. El pánico cunde entre los gobiernos europeos y optan por seguir las consignas de esos mismos economistas que sólo entienden de mercados, los mismos que les pagan sus sueldos.

Hay que ser muy idiotas para no verlo.

Ver más:


ESPAÑA: EXPERIMENTO PROGRESISTA FALLIDO
REVOLUCIÓN ECONÓMICA DE ZAPATERO
LA CRISIS EN WASHINGTON
SALIDAS PARA UNA CRISIS ECONÓMICA 
LA CRISIS RESUMIDA EN MEDIO FOLIO

1 comentarios:

Nicolás dijo...

Si no hará falta devaluar el euro ya lo están haciendo los mercados, y a paso firme.